El Comercio

El maná que se extrae del cielo

Recreación del hotel que se proyecta para el Golfo.
Recreación del hotel que se proyecta para el Golfo. / TEEXMICRON
  • La empresa asturiana Teexmicron proyecta el primer hotel que genera agua atmosférica

  • «El agua ya no solo se encuentra debajo de nuestros pies, sino encima de nuestras cabezas», afirma el empresario Víctor Fernández

«El concepto del agua ha cambiado, no se encuentra solo debajo de nuestros pies, sino por encima de nuestras cabezas; es un error de las ONG recaudar millones de dólares para horadar el suelo, es el momento de cambiar». El empresario asturiano Víctor Fernández lleva años empeñado en demostrar que el cielo es un pozo sin fondo del que extraer esa agua, que es mucho más que el líquido elemento que brota del grifo a golpe de muñeca en estos privilegiados mundos que habitamos. El agua es poder, es vida, es el alimento del mundo y en Teexmicron, con sede en el Parque Científico Tecnológico de Gijón, han desarrollado una tecnología para extraerla del cielo.

Sus generadores de agua potable procedente de la atmósfera son una realidad. Es fácil entender el sistema: funciona por condensación de la humedad relativa del aire. Algo así como un deshumidificador pero a gran escala, eso es el Teexmicron Water System, que condensa el vapor de agua presente en la atmósfera y aplica un ciclo termodinámico con tecnología frigorífica y compresión mecánica. Una vez recogida esa agua, falta pasarla por una serie de filtros para eliminar partículas contaminantes presentes en el aire. Se obtiene así agua potable de baja mineralización que cumple los estándares exigidos por la Organización Mundial de la Salud.

Según explica Fernández, las cantidades de agua obtenida dependen de los tamaños: se pueden producir 45 litros de agua en generadores de uso doméstico y hasta 10.000 litros en los de tipo industrial. Las posibilidades que se abren son múltiples en el ámbito de la cooperación internacional. De hecho, en zonas rurales de Pakistán, Brasil e India ya se emplea este sistema.

En noviembre pasado, en la 22 Conferencia de las Partes de la Convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 22), en Marrakech, habló Fernández de lo que significa este sistema que permite también apostar por edificios autosostenibles. Hay realidades tangibles y también proyectos muy llamativos y espectaculares que, por el momento, son solo eso. Es el caso del Water Building, el primer edificio capaz de generar el agua y la energía que consume. Su aspecto, tal y como está diseñado, sería el de una gota de agua, alcanzaría los 92 metros de altura -destinados a hotel- y utilizaría esos generadores atmosféricos. Reutilizaría el propio agua que emplea y se serviría de energías geotérmica y fotovoltaica. Un vidrio fotovoltaico en la cubierta permitiría captar la energía solar que haría funcionar el complejo, que además del agua tendría un sistema de desalinización para el riego. La idea es que cada hotel tenga un mínimo de 200 habitaciones.

Teexmicron asegura que tiene acuerdos con el grupo Barceló, que pretende gestionar un hotel de este tipo en Dubái y otro en Doha, y una carta de intenciones con otro conglomerado empresarial.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate