Icarus, la estrella más lejana jamás observada

Imagen que señala la localización de ‘Icarus’. /NASA
Imagen que señala la localización de ‘Icarus’. / NASA

El ‘Hubble’ detectó hace dos años la luz de este astro ya apagado, que estaba a 9.000 millones de años luz de la Tierra cuando nació, hace casi 10.000 millones de años

LUIS ALFONSO GÁMEZ

Un equipo internacional de astrónomos con participación española ha descubierto en fotos tomadas por el telescopio espacial ‘Hubble’ la estrella más lejana jamás observada. Icarus –como la han llamado informalmente– se encontraba a 9.000 millones de años luz de la Tierra cuando el Universo tenía solo 4.400 millones de años –un tercio de su edad actual– y se apagó hace mucho tiempo. Era una supergigante azul, un astro muy luminoso con una temperatura superficial de 11.000º C a 14.000º C –el doble que el Sol–, a pesar de lo cual observarla es algo extraordinario, dicen los científicos.

«Puedes ver galaxias individuales, pero esta estrella está cien veces más lejos que cualquier otra que hayamos estudiado, con la excepción de las explosiones de supernovas», explicó Patrick kelly, de la Universidad de Minnesota y uno de los autores del hallazgo, que publican las revistas ‘Nature Astronomy’ y ‘The Astrophysical Journal’. «La estrella se volvió lo suficientemente brillante como para ser visible para el ‘Hubble’ gracias a un proceso llamado lente gravitacional», indicaba ayer el investigador del CSIC José Diego, del Instituto de Física de Cantabria y otro de los autores. Ese fenómeno amplificó el brillo de Icarus más de 2.000 veces y la hizo visible desde la Tierra.

En abril de 2016, Kelly y sus colaboradores monitorizaban con el telescopio espacial la supernova Refsdal, cuando se iluminó otra fuente de luz, Icarus. «Es una estrella que está situada en la misma galaxia que la supernova Refsdal», explicó Diego. Y la cazaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos