Cinco años después, la familia de la enfermera de Kate Middleton rompe su silencio

La familia de Jacintha Saldanha. /
La familia de Jacintha Saldanha.

Jacintha Saldanha se suicidó en 2012, tras ser víctima de una broma radiofónica en la que dos locutores se hicieron pasar por la Reina Isabel y el Príncipe Carlos

ANA MELLADO

Abrumada por la culpa y la vergüenza, la enfermera Jacintha Saldanha se suicidó el 7 diciembre 2012 después de ser víctima de una broma radiofónica en la que dos locutores australianos se hicieron pasar por la Reina Isabel II y el Príncipe Carlos. El caso conmocionó a Inglaterra. Saldanha, de origen indio y 46 años, estaba al cargo de la centralita del hospital Rey Eduardo VII, de Londres, en la que se encontraba ingresada la Duquesa de Cambridge, aquejada de fuertes mareos y vómitos debido a su incipiente embarazo del Príncipe Jorge. La enfermera reveló algunos detalles sobre el estado de salud de la esposa del Príncipe Guillermo pensando que al otro lado de la línea se encontraba la Familia Real británica.

Cinco años después de su suicidio, la familia ha roto su silencio y ha confesado que aún no han superado su pérdida. «Los primeros años fueron los más difíciles», ha declarado la hija de Saldanha, Janice Pinto, de 20 años, a la revista australiana WHO. Ella describe cómo su familia ha hecho frente al dolor y se ha esforzado por seguir adelante cuando se cumple el quinto aniversario de la tragedia. «Ella me llamaba todos los días a las 18.00 horas antes de ir a trabajar. Para preguntarme, '¿Cómo estás? ¿Cómo fue en la escuela?' Esa llamada telefónica es lo que echo de menos todos los días».

«Simplemente ha sido perseverancia», dice su hijo, Junal Barboza, de 21 años. «Simplemente ha sido un caso de tener que seguir adelante». Seguir por ella».

Hospital en su memoria

La familia ahora está canalizando su dolor con un nuevo proyecto. Junto con el viudo de Saldanha, Benedict Barboza, de 53 años, sus hijos están ayudando a construir un hospital en Mangalore, (India) donde nació Jacintha y donde reposan sus restos mortales. Las obras terminarán a mediados de 2018. El hospital «cuidará a los pobres y a víctimas de accidentes», relata Benedict, quien ya construyó un patio de juegos para huérfanos a nombre de su esposa en el cercano convento María Nivas.

«La idea de mi padre es realmente increíble», dice Janice sobre el hospital, con 200 camas, en la ciudad natal de su madre. «Tenía planes de abrir un asilo de ancianos o hacer algo por los ancianos o los enfermos. Es algo que realmente querría». «Ella era el tipo de persona que siempre haría un esfuerzo adicional para ayudar a un miembro de la familia, y hemos recibido varias cartas de sus compañeros de profesión que nos dicen lo buena que era en su trabajo».

Jacintha fue hallada muerta tres días después de haber caído en una broma emitida en la emisora de radio 2Day FM, propiedad del grupo Southern Cross Austereo. La Policía encontró dos notas escritas en la habitación y otra más entre sus pertenencias. Saldanha escribió: «Por favor acepten mis disculpas. Lo siento de verdad. Gracias por todo su apoyo. Hago responsables de este acto a Mel Greig y Michael Christians, de la radio australiana. Por favor, hagan que sean ellos quienes paguen mi hipoteca. Jacintha».

MÁS INFORMACIÓN EN ABC.ES.

Temas

Londres

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos