Condenada por agredir sexualmente a una joven en un avión

Heidi McKinney, la joven condenada por una agresión sexual en un avión.
Heidi McKinney, la joven condenada por una agresión sexual en un avión.

Heidi McKinney deberá cumplir ocho meses de arresto domiciliario y tres años de libertad condicional por el episodio que protagonizó en el vuelo entre Las Vegas y Porland

ELCOMERCIO.ES

Lamió, tocó, intentó coger sus pechos y le pidió sexo. La estadounidense Heidi McKinney, de 27 años pagará con ocho meses de arresto domiciliario y tres de libertad condicional esta agresión sexual a una pasajera de 19 años que viajaba en su mismo vuelo entre Las Vegas y Porland el año pasado. También tendrá que pagar una multa de 3.000 dólares y no puede tener armas ni contacto con el negocio de marihuana de su marido o consumir alcohol.

La acusada escuchó este lunes la sentencia del juez tras haber reconocido los hechos. Lo hizo sin pronunciar una sola palabra. Ni tan siquiera pudo leer la carta que había escrito para pedir disculpas a su víctima. Una misiva que tuvo que exponer su propia abuela.

La abogada McKinney ha pedido que su defendida pueda salir de casa para poder acudir a la escuela, la iglesia y las reuniones de alcohólicos anónimos. La joven ya había sido condenada en 2007 y 2015 por conducir bajo los efectos de sustancias estupefacientes.

Fotos

Vídeos