El 10% de los conductores fue multado por exceso de velocidad en 2016

Radar de velocidad de la DGT. / Juan Carlos Hidalgo (Efe)

El fiscal de Seguridad Vial alerta del repunte de muertos en las carreteras y recuerda que se perseguirán la velocidad excesiva, el uso del móvil y las conducciones temerarias hacia los ciclistas

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

La Fiscalía de Seguridad Vial da la voz de alarma: en España se está produciendo un repunte de la siniestralidad vial que tuvo su punto de inflexión en 2016 y que no se está corrigiendo en 2017. El año pasado fallecieron en las carreteras 1.810 personas, 121 más que en 2015, y las cifras hasta el 23 de julio de 2017 tampoco están siendo buenas: 641 fallecidos, por 629 en las mismas fechas del año pasado. “Estamos detectando un progresivo descuido de los conductores que se traduce en exceso de velocidad, ingesta de alcohol y drogas, uso del móvil y descuidos”, ha asegurado este jueves el fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas.

Frente a este nada alentador panorama, la Fiscalía está tratando de tomar medidas. Vargas ha anunciado que se está aumentando la coordinación con las diferentes policías encargadas del tráfico (Guardia Civil, Mossos, Ertzaintza y Policía Foral de Navarra), con las que se está en permanente conexión y a las que se ha pedido que mantengan la presión sobre los conductores temerarios y continúen con la “aplicación eficaz y proporcionada de la ley administrativa y penal”.

Pero el análisis que realiza la Fiscalía toca otros muchos campos. Así, el departamento reclama “un urgente replanteamiento de las estrategias viales” que se concreta en el diseño de un estatuto jurídico del peatón y ciclista para su convivencia en la ciudad; la mejora del estado de las carreteras, de la señalización y del alumbrado; la reducción de los límites de velocidad y el recordatorio de que el envejecimiento del parque de vehículos, a causa de la crisis, también contribuye al repunte de la siniestralidad, igual que lo hacen las prisas, la tensión sicológica con la que se conduce, “trasunto de la aceleración con la que se vive en la sociedad”, el sueño o la fatiga.

Pero en concreto, hay un aspecto en el que hace hincapié Bartolomé Vargas, la educación vial desde la infancia, para evitar que aumente el número de muertos en el grupo de entre 15 años (los que llevan un ciclomotor) hasta los 24, que creció entre 2015 y 2016 en un 16% y alcanzó la cifra de 198. “Debemos informar más en los colegios y difundir qué ocurre cuando se toman alcohol y drogas al volante”, ha insistido Vargas, que sin embargo, ha recordado que existe una “mayoría silenciosa de jóvenes” que no solo cumple las normas, sino que representan un ejemplo para sus padres y sus amigos.

Desde el punto de vista judicial, los delitos viales representan el mayor porcentaje de los casos que pasan por los tribunales. En 2016 se formularon 79.463 escritos de acusación de delitos viales, el 29% del total de los presentados por el Ministerio Fiscal. Se dictaron 80.831 sentencias de condena por delitos viales, el 32% del total de las pronunciadas por los jueces, la mayoría en juicios rápidos: tres de cada cuatro procedimientos incoados (74,63%) y cuatro de cada cinco escritos de acusación (80,34%).

Además, casi el 90% de las condenas fueron dictadas de conformidad, es decir, el acusado aceptó que había cometido un delito. En 2016 hubo 55.148 penas de privación del derecho a conducir, 2.060 pérdidas de vigencia del permiso, aproximadamente 50.000 penas de multa y 27.954 penas de trabajos en beneficio de la comunidad.

El fiscal ha subrayado que el pasado año hubo un incremento importante del número de muertos por salida de vía, 601, que representaron el 33% del total, y eso fue debido principalmente a las distracciones y a la velocidad inadecuada. Los procedimientos sancionadores administrativos por uso del móvil y similares alcanzaron la cifra de 117.921 y 2,5 millones de conductores (el 10% del total de las personas que cuentan con un permiso) fueron multados por exceso de velocidad el año pasado.

Bartolomé Vargas también ha lanzado un mensaje sobre la situación de indefensión de los ciclistas en las carreteras. “A diario son víctimas de actitudes temerarias porque hay un sector de los conductores a los que los ciclistas les molestan. A estos conductores les decimos que la Fiscalía los va a perseguir. Hemos dado instrucciones a las policías de tráfico para que investiguen no solo los siniestros, sino también las situaciones peligrosas en las que se puedan ver envueltos quienes van en bicicleta”, ha aseverado el fiscal, que ha reclamado a los conductores que en agosto, tradicionalmente uno de los meses con mayores desplazamientos, aumenten su atención en las carreteras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos