Cuatro errores que cometes si haces esto con la cerveza

Cuatro errores que cometes si haces esto con la cerveza

Estas son las pautas para servirla y tomarla

ANA ÁVILA

No hay nada como el calor, el verano, terrazas llenas de gente y una buena cerveza fresquita. Ya sea en un bar o en casa es muy posible que cometas algunos de estos graves errores a la hora de consumir el famoso zumo de cebada.

1. Congelar la copa

Debe ser en un congelador dedicado exclusivamente a las copas. En casa quizá no consigamos el mismo efecto, ya que en el congelador doméstico guardamos pescado y otros alimentos que pueden dejar su olor en el recipiente.

2. No beber para evitar la barriga cervecera

Miembros de la Academia Española de Nutrición (AEN) y del departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid han realizado un estudio que afirma que la barriga cervecera es un mito.

Si se toma con moderación, la cerveza no implica ningún problema e incluso puede ser ideal para nuestro día a día, ya que tiene un aporte calórico moderado.

3. Servirla con mucha espuma

La forma de servir la bebida genera más o menos espuma. En España, la tendencia es que la espuma sea de uno o dos dedos.

Para conseguirlo, el vaso tiene que estar en un ángulo de 45°, se llena el 75% de su capacidad, y se acaba llenando en posición vertical.

4. Beberla sin vaso

Debemos servirla en vaso o copa. Bebiéndola directamente de la botella o lata se pierden todos los matices de aromas y sabores; lo único que se consigue es que la cerveza ni siquiera entre en contacto con las papilas gustativas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos