Los peligros de tener un móvil con pantalla táctil

Los peligros de tener un móvil con pantalla táctil

Un estudio de la Universidad de Zúrich pone de manifiesto que puede alterar el funcionamiento de nuestro cerebro debido al uso tan continuado de los pulgares

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Escribir a todas horas en nuestros móviles táctiles es algo completamente normal. Estamos acostumbrados a comunicarnos mediante mensajes de texto, compartir nuestros estados de ánimo en redes sociales o comentar las noticias en los smartphones. Pero esa conducta cotidiana conlleva una serie de peligros que han salido a la luz.

Un estudio llevado a cabo por un equipo de neuroinformáticos de la Universidad de Zurich y la Escuela Politécnica Federal de dicha ciudad Suiza pone de manifiesto que esa conducta puede alterar el funcionamiento de nuestro cerebro debido al uso tan continuado y preponderante de los pulgares. Los datos han sido publicados por la revista Current Biology.

Según informa Ideal.es, en esta empresa desarrollaron un experimento que contó con la participación de 37 personas diestras, 26 de ellas usuarios habituales de móviles con pantalla táctil y 11 usuarios que aún empleaban móviles antiguos. Como motivo principal, analizaron la activación en la corteza sensoriomotora promovida por los movimientos de los dedos (pulgar, índice y dedo medio) mediante electroencefalografía. Luego observaron que los resultados revelaban que la representación cortical en los participantes que utilizaban smartphones o móviles inteligentes era distinta a la de los usuarios de móviles menos modernos y que cuanto más frecuente era su uso más influía en la actividad cortical puesto que mayor era la señal en el cerebro, sobre todo, en la zona que representaba al pulgar.

A modo de ejemplo, esta transformación del cerebro puede explicarse de la misma forma que los violinistas adquieren un mayor nivel del área de representación de los dedos que guían el instrumento debido a la práctica. Esto es, cada zona del cuerpo posee un área de procesamiento particular en nuestro centro emocional del cerebro. Se trata de áreas que no son estancas e inamovibles, sino que pueden cambiar dependiendo de la cotidianidad.

En este sentido, Arko Ghosh, líder a la investigación, explica que la plasticidad diaria del cerebro puede ser analizada dependiendo del uso que hacemos de nuestro móvil. “Los teléfonos inteligentes nos ofrecen la oportunidad de entender cómo la vida normal moldea el cerebro de la gente común", añade. "La tecnología digital que utilizamos a diario moldea el procesamiento sensorial en el cerebro y en una escala que nos sorprendió", admite.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos