El 'phubbing', la moda que puede acabar con tu relación

El 'phubbing', la moda que puede acabar con tu relación

OLGA AGIRRE

¿Cuántas veces estabas hablando y tu pareja te interrumpe o no hace caso para prestar atención al móvil? Este fenómeno, cada día más presente en encuentros familiares, bares, discotecas E incluso en una cena a dos, ya tiene nombre. Se llama el 'phubbing'. El término tiene su origen en la abreviación en inglés de 'phone' y 'snubbing', que en buen castellano significa desairar con el móvil.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Baylor, en EE.UU., han constatado en un estudio que esta práctica se ha extendido ampliamente. En un experimento, el 46% de las 450 parejas estudiadas han sido ignoradas en algún momento por su novio o novia por cuenta del uso del móvil. Y lo más grave: el 22% de ellas han tenido desentendimientos vinculados a eso.

«Quiero más a mi móvil que a ti»

Julie Hart, de la asesoria de parejas Hart Centre en Australia y especialista en relaciones, apunta que las redes sociales «estimulan de manera constante la necesidad psicológica de interacción y de aceptación, haciendo que los usuarios accedan a ellas con frecuencia y convertiendólas en una actividad de ocio». Pero tal «necesidad» permanece, según Hartm incluso estando a solas con nuestra pareja, haciendo que «se continue gastando el tiempo en las redes en vez de aprovechar el momento con la pareja».

Segun ella, el 'phubbing' interfiere en aquellos factores que crean satisfacción en las relaciones sentimentales, tales como la accesibilidad, la empatía y el compromiso. «Esto genera una pérdida de calidad en los momentos de intimidad y también desentendimientos, debido a las constantes distracciones, causando la sensación de que uno no es importante para el otro», comenta.

El 'phubbing', de acuerdo con Hart, es un potente mensaje implícito que puede llegar a significar «quiero más a mi móvil que a ti». En estos casos, se recomienda que la 'víctima de phubbing' explique la situación a su compañero o compañera antes de que sea demasiado tarde. «La interrupción ocasional no es grave, pero la constante pérdida de atención en momentos que se podría estar disfrutando juntos puede traer mucha infelicidad», detalla Hart.

Si tu pareja hace estas cosas, puede que seas víctima del 'phubbing'...

- Mantiene su móvil cerca cuando está contigo todo el tiempo.

- Pierde la atención sobre la conversación para mirar o contestar el móvil.

- Hace tareas que no son urgentes por el móvil mientras hace planes de pareja contigo.

- Chequea las actualizaciónes o alertas en charlas relajadas.

- Mantiene una conversación corta para poder estar pendiente de lo que pasa en el móvil.

Las claves para evitar esta situación, según la especialista, es crear reglas sobre el uso del móvil como «dejarlo durante una hora al día o crear un ambiente 'libre del móvil', en la habitación por ejemplo, dedicando estos espacios o horas exclusivamente a la relación».

Las interrupciones y problemas de relación por causa del móvil son solo una parte de las consecuencias de su uso constante. Investigadores de la Universidad de Nottingham Trent afirman que una persona chequea su móvil alrededor de 85 veces al día, gastando un total de cinco horas en el aparato. Se ha identificado también que más de la mitad de los participantes del estudio, con una edad 18 y 33 años, usan el móvil en cortos períodos de 30 segundos para mirar notificaciones y alertas desde las redes. Algunos llegan a pasar el doble del tiempo apuntado por los investigadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos