Los cuatro sabores de pizza más raros

Los cuatro sabores de pizza más raros

Más allá de la piña, también hay algunas que llaman mucho la atención

FRAN JUSTICIA

El debate sobre la pizza con piña genera una división únicamente equiparable al que provoca la tortilla con o sin cebolla. Compartir pizza obliga a un esfuerzo a los comensales para evitar el conflicto sobre los ingredientes, pero si pensabas que el de la piña era el que mayor extrañeza podía causar estás equivocado. Estos son los sabores más insospechados que habrías podido imaginar.

  • 1

Pizza de queso y cereales. Mezclar lo dulce y lo salado nunca es una mala opción, pero una pizza rellena de queso y con un ‘topping’ de cereales por encima, ¿eso es posible? La realidad es que sí es posible, y la puedes probar en algunas pizzerías o bien prepararla tú mismo. El queso escogido para tal ‘manjar’ es el queso azul y en lo que respecta a los cereales vale cualquier especialidad. ¿Te atreves a comerla?

  • 2

Pizza de lechuga. No, no nos hemos equivocado, la pizza de lechuga existe y, ¿sabes qué es lo mejor?, ¡está buenísima! Se trata de una receta típica argentina que incluye no solo lechuga, sino también salmón y mayonesa. Primero se prepara la masa y se cubre con queso, orégano y tomate, como si hicieras una Margarita. Después se mezcla la lechuga, el salmón y la mayonesa, conformando así el ‘topping’ que pondremos encima de nuestra masa. ¿El resultado? Una pizza no apta para todos los paladares, pero muy original.

  • 3

Pizza con huevo frito. Esta pizza es sin duda una oda al colesterol y al exceso de calorías, ya que con un solo trozo puedes subir de peso irremediablemente. Lo de que lleve varios huevos fritos tal cual encima de una capa de queso y tomate con bacon no nos termina de convencer, y es que la mezcla de tantos sabores y el líquido de la yema del huevo, que se suele deshacer, no la hace una de las mejores opciones.

  • 4

Pizza con plátano. Esta variante de pizza es muy similar a la Hawaiana, por lo que sustituiremos la piña por pequeñas rodajas de plátano. Su sabor es aún más dulce que el que puedes conseguir con la pizza que lleva piña, por lo que tampoco es apto para todos los paladares. A diferencia de la Hawaiana, esta lleva cebolla, pimiento, canela y otros ingredientes que sinceramente no terminan de cuajar con un buen conjunto, pero vaya, ¡para gustos colores!

Más información

Fotos

Vídeos