El divertido mensaje de David de Jorge: «Dejad de comportaros como iluminados. ¡Que somos cocineros!»

«¡Nos la trae floja vuestra aportación social en el lago Titicaca o vuestra cooperativa lechera de los bizcos que habéis apadrinado en la estepa mongola!», afirma el chef de Hondarribia

GABRIEL CUESTA

David de Jorge siempre ha hablado sin pelos en la lengua. El vasco es un cocinero campechano, de los de toda la vida. Es de los que prefiere un buen puchero al nitrógeno líquido. Donde esté un buen marmitako... ¡Que se quite lo demás! Por eso no congenia precisamente con esa nueva rama gastronómica en la que los fogones parecen más bien un laboratorio y las matraces sustituyen a las ollas.

Noticias relacionadas

Todo ello acompañado de un 'postureo' que no comparte el de Hondarribia. Lo ha dejado claro a través de un divertido vídeo en su cuenta de una conocida red social. «¡Le he cogido el gusto a esto de la cámara! Parezco Pedro Ruiz y el libro gordo de Petete», arranca el chef. Pronto lanza su advertencia. «Empieza la temporada de sidrerías y de congresos gastronómicos... ¡Que Dios nos coja confesados».

Y es que ha querido lanzar «un mensaje para la comunidad cocineril que está perdiendo el norte». Su misiva multimedia está cargada de ironía y humor. «Dejad a un lado esa pose de estreñidos en la portada del 'Muy Interesante'. Da una pereza horrorosa». «Y de comportaros en petit comité cuando nos juntamos como auténticos iluminados. ¡No puedo ni seguir las conversaciones!», añade.

«Siempre enumerando fabulosas ocurrencias que parieron vuestros 'laboratorios de investigación'... Emborracharos de vez en cuando como en los viejos tiempos. ¡Por Dios! Hablad de chicas o chicos si sois gays. Que nos da igual. De coches, motos, pelota mano o de vuestra prima de Algeciras. ¡Nos la trae floja vuestra aportación social en el lago Titicaca o vuestra cooperativa lechera de ñus bizcos que habéis apadrinado en la estepa mongola». De Jorge termina su mensaje afirmando que «lo único que nos interesa es la tranquilidad, disfrute y felicidad en la mesa». «No deis la murga. ¡Que sois unos pesaos! ¡Que somos cocineros, coño!», zanja. Al vídeo le acompañaba un pequeño título en el que invitaba a ofrecer su punto de vista a sus seguidores: '¡Manda huevos con los ñus bizcos! ¡Y tú qué opinas, craker!».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos