Descubre que su hijo no es suyo porque es «demasiado guapo»

Descubre que su hijo no es suyo porque es «demasiado guapo»

Una prueba de ADN despejó las dudas sobre la paternidad de un joven de 28 años

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Wang Ye es el nombre del protagonista de esta sorprendente historia que hace honor a la frase 'la realidad supera a la ficción'. Se trata de un hombre de 28 años que ha descubierto que no se parece a ninguno de los que él consideraba sus padres biológicos. De hecho, estos también estaban convencidos de que eran los padres naturales de Wang hasta que comenzaron sus sospechas.

Según se publica en el blog 'Oddity Central', el joven inundó de felicidad a sus padres cuando llegó al mundo, aunque les hizo dudar desde un primer momento ya que les parecía «demasiado guapo» para ser hijo suyo. El caso, que ha dado la vuelta al mundo, ha conmocionado a China por lo inverosímil de la situación. La propia madre de Wang da su visión del parentesco: «Mi hijo tiene los ojos grandes y una bonita nariz. Su padre no es muy agraciado, es muy distinto a él».

Fruto de la desconfianza por la paternidad de su hijo, el matrimonio acabó separándose en 2004. El padre creía que la mujer le había sido infiel y no pudo soportarlo, por lo que rompió la relación y hace seis años reclamó una prueba de ADN que le acabó dando la razón, aunque no del modo que esperaba. Esa prueba demostró que efectivamente no era su hijo pero dilucidó que tampoco lo era de la madre. Les habían dado el hijo de otra pareja, algo que corroboraron repitiendo la prueba una vez más.

El hospital en el que nació Wang no les ayuda a la hora de investigar las razones de este grave error, argumentando que no tienen posibilidades de obtener el archivo de 1989, año en que nació el joven. Sin embargo, la pareja se afana ahora en buscar a los padres biológicos de Wang y tratar así de entender qué sucedió con su hijo real.

Temas

China, Adn

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos