Estas son las diferencias entre una gasolina «de marca» de una «low cost»

Estas son las diferencias entre una gasolina «de marca» de una «low cost»

Antes de añadir los aditivos de cada marca, todo el combuistible «sale» del mismo sitio

EL COMERCIO

Las gasolineras pueden ser de bandera, es decir, de una de las grandes petroleras (Repsol, Cepsa, BP, Galp, etc...), de otras marcas, de hipermercados y supermercados, cooperativas (mayormente agrarias y de pesca), de profesionales (taxi y flotas de camiones y autocares), de marca blanca y desatendidas (no tienen personal). Todas venden gasolinas (de 95 y de 98 octanos) y gasóleos (de automoción, agrario y de calefacción). Tanto las cooperativas como las estaciones de servicio para profesionales solo suelen ofrecer gasóleos, combustible que utilizan las flotas de taxi, autocares y barcos.

Lo que actualmente se conoce como gasolina «premium» son carburantes cuya composición ha sido alterada mediante la introducción de aditivos especiales. Estas sustancias añadidas a la gasolina tienen diferentes funciones, como lubricar, actuar como anticongelante o estabilizante.

Antes de que la petrolera añada estos compuestos, las gasolinas son exactamente iguales. Esto se debe, a que todos los combustibles que se venden en estaciones de servicio españolas están obligadas a cumplir con unos mínimos de calidad. Por lo que los combustibles «low cost» también cumplen con esos requisitos mínimos.

Los compuestos añadidos que llevan las gasolionas más caras, así como su proporción, las marcas los mantienen en el más riguroso secreto. Cada petrolera tiene su formula, lo que les permite diferenciarse del resto.

Más información en 'ABC.es'

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos