El Comercio

El Consejo Consultivo avala la supresión de Religión en segundo de Bachillerato

  • El Principado explicó ayer, a través de un comunicado, que los acuerdos de 1979 recogían el compromiso de incluir Religión en el programa del BUP, pero no en el curso preuniversitario

La decisión de la Consejería de Educación de excluir la asignatura de Religión del currículo de segundo de Bachillerato ha encontrado el respaldo del Consejo Consultivo del Principado. El organismo considera que este nivel educativo se corresponde con el antiguo COU, en el que la materia no era de oferta obligada. Por eso, tras examinar el proyecto de decreto que establece la carga lectiva para el próximo año académico, el Consejo Consultivo concluye que «se ajusta a la legalidad», porque queda «fuera de los ámbitos pactados con la Santa Sede y las restantes confesiones».

El Principado explicó ayer, a través de un comunicado, que los acuerdos de 1979 recogían el compromiso de incluir Religión en el programa del BUP, pero no en el curso preuniversitario. Este sistema quedó modificado en 1990, con la entrada en vigor de la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE). Por tanto, recalca la Administración regional, «el acuerdo con la Santa Sede no se ajustaba a esta nueva estructura y la nueva ley se limita a señalar que la oferta de Religión será obligatoria en los distintos niveles educativos».

Posteriormente, se establece la equivalencia entre tercero de BUP y COU con los dos cursos de Bachillerato y el Principado emite un decreto en el que se establece que Religión solo se cursará en primero. Estos son, a juicio del Consejo Consultivo, elementos suficientes para afirmar que la polémica decisión de la consejería no violenta la norma.

No obstante, añade que la LOMCE no modifica la disposición de la norma precedente (LOE) que señala que la programación de la asignatura de Religión en los currículos educativos «se ajustará a lo establecido en el Acuerdo sobre Enseñanza y Asuntos Culturales suscrito con la Santa Sede y el Estado español» por el que «se incluirá la religión católica como área en los niveles educativos que corresponda».

Protesta el día 25

La interpretación del Consejo Consultivo contrasta con la postura de los docentes de Religión y los colegios católicos, que critican tanto la supresión de la materia del currículo de segundo de Bachillerato como la disminución de la carga lectiva en Primaria y Secundaria. De hecho, acusan a la consejería de «menospreciar» el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos, que «se encuentra hoy amenazado como nunca». Por eso, han convocado una concentración para el día 25, a las 18 horas, en la estación de Oviedo.