El Comercio

Suatea alerta de que en cuatro años el 52% de la plantilla será interina

  • Ve necesario convocar oposiciones de mil plazas al año para rebajar el porcentaje de docentes que no son funcionarios de carrera

Media hora antes de que el consejero de Educación, Genaro Alonso, presentara los datos del nuevo curso escolar, Suatea volvía a solicitarle una reunión para que reciba a la Junta de Personal Docente y establezca un calendario de negociación. Porque el sindicato considera de “imperiosa necesidad” abordar varios asuntos. En primer lugar, la mejora de las condiciones laborales porque, subraya, que en los próximos cuatro años se jubilarán 2.809 docentes, lo que sumado a las plazas cubiertas ahora por interinos (2.858), implicará que en el próximo cuatrienio habrá 5.667 plazas sin tener un funcionario de carrera como titular. “Esto supone el 52% de la plantilla”, indicaron Emma Rodríguez y Yolanda Iglesias. Para rebajar este grado de interinidad, la central ve necesario convocar oposiciones de mil plazas al año en ese periodo para dejar la tasa en un 16%, aún lejos del 8% fijado por la concertación social. Asimismo reclama “recuperar la jornada anterior al establecimiento de las 20 horas y unas condiciones salariales que permitan subsanar la pérdida de poder adquisitivo”.

Precisamente, cuando hoy las educadoras de O a 3 se concentrarán frente a la Junta General para reclamar la pareja educativa (dos educadoras a jornada completa por aula), Suatea solicitó la integración de las escuelas infantiles en el sistema de la consejería. Entre sus prioridades también está negociar un nuevo acuerdo de interinos para “evitar la exclusión de más docentes en las listas”, la especialidad de asturiano, “con las implicaciones que conlleva de estabilidad laboral”; un nuevo calendario escolar, según criterios pedagógicos y con periodos más breves que los actuales trimestres.

Críticas por los libros y el 'medicamentazo'

Asimismo, mientras Genaro Alonso aludió al incremento del 20% en la partida que se destina este año a las ayudas para la compra de libros, con 2,4 millones de euros y 18.200 beneficiarios en los centros públicos, Suatea reclama cambios en la gestión de estas partidas, que recae sobre los directores de los centros públicos. También mostró su rechazo al 'medicamentazo', la resolución para la administración de medicamentos por parte de los docentes, y manifestó que, en la primera convocatoria de interinos, “hay jubilaciones y vacantes por comisión de servicio que no han sido ofertadas. También detectamos falta de tutores en Primaria”. En esta etapa, hizo un llamamiento a las familias para que no lleven a sus hijos a esta evaluación externa, cuyos criterios establecerá el Ministerio de Educación. “No tiene repercusiones para acceder a Secundaria y no impide titulaciones”, aunque sí hay docentes que reconocen que el envío del informe al centro donde el alumno va a estudiar el curso siguiente puede influir. También rechaza la reválida de tercero.

En lo que respecta a las etapas superiores, Secundaria y Bachillerato, además de criticar “el trabajo ingente que supone la elaboración de programaciones adaptadas al nuevo currículo”, especificó que se dan de plazo dos trimestres para su realización. “Por tanto, no se conocen cuáles serán los contenidos mínimos que hay que alcanzar ni los criterios de evaluación y calificación, informaciones que es necesario dar al alumnado al comienzo del curso”, recalcaron Emma Rodríguez y Yolanda Iglesias