El Comercio

El Sindicato de Estudiantes plantea convocar una huelga el 26 de octubre

  • El colectivo estudia llevar a cabo este parón para mostrar su desacuerdo con las pruebas finales de ESO y Bachillerato

El Sindicato de Estudiantes propuso ayer a padres, alumnos y profesores que la huelga contra las evaluaciones finales de ESO y Bachillerato de la LOMCE tenga lugar el 26 de octubre. La semana pasada, la Plataforma Estatal por la Escuela Pública, a la que pertenece esta organización estudiantil, avisó de que sopesaba la posibilidad de convocar un paro en el sistema educativo este otoño.

«El modelo de las reválidas franquistas supone multiplicar la actual selectividad por tres, facilitando de la manera más mezquina la expulsión de cientos de miles de estudiantes que viven en el día a día la degradación de la calidad educativa como consecuencia de los recortes», subrayó esta organización en un comunicado. Por ello, afirmó que es necesario convocar esta huelga con el objetivo de vaciar las aulas y llenar las calles en defensa de una «educación para todos». Asimismo, pretende que esta iniciativa sea «un primer gran paso» hasta conseguir la retirada de la LOMCE.

Más recursos

Por otro lado, la comunidad vecina también anunció que recurrirá el real decreto que regula las reválidas. El consejero de Educación de Cantabria, Ramón Ruiz, señaló que el consejo de gobierno aprobará el próximo miércoles el recurso ante el Tribunal Supremo contra las nuevas reválidas de cuarto de ESO y segundo de Bachillerato. Ruiz explicó que los servicios jurídicos del Ejecutivo regional han dado ya su visto bueno al documento jurídico. En el mismo sentido se ha pronunciado su homóloga en Andalucía. Adelaida de la Calle abogó por «poner todos los mecanismos legales» que le permitan que no se lleven a cabo las pruebas finales de ambos ciclos.