El Comercio

La madre del niño disléxico sin escolarizar acudirá a la justicia

  • «La jefa de gabinete del consejero me contestó verbalmente diciendo que dos alumnos con necesidades similares están por encima en la lista», explica. A su juicio, esta justificación es simplemente una «excusa»

Marta García, la madre del niño disléxico gijonés que sigue sin centro educativo, acudirá a la justicia el próximo lunes tras la negativa de la consejería a concederle una plaza en el instituto San Eutiquio-La Salle. «La jefa de gabinete del consejero me contestó verbalmente diciendo que dos alumnos con necesidades similares están por encima en la lista», explica. A su juicio, esta justificación es simplemente una «excusa» ya que esos dos alumnos ya están en otros centros y, además, «no presentaron solicitud para ingresar en el instituto». Para llevar a cabo cualquier tipo de acción legal, sin embargo, aguarda a recibir la respuesta por escrito, como ya ha requerido al tratarse de un «paso necesario para las vías legales».

García, que lleva más de dos semanas realizando sentadas diarias frente a la sede de la Consejería de Educación, asume que no puede volver con ellas por motivos laborales y para «normalizar» su vida. Mientras tanto, intentará llevar su caso a instancias educativas superiores y se pondrá «cuanto antes» en contacto con su abogado para analizar las posibles vías de actuación. Mientras tanto, Hugo, su hijo, asistirá a una academia para «no perder el ritmo académico» mientras se soluciona el caso.