El Comercio

Manuel Martos, durante su conferencia en Oviedo.
Manuel Martos, durante su conferencia en Oviedo. / MARIO ROJAS

Un juez ratifica el derecho de los profesores interinos a cobrar el plus salarial

  • El titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 1 de Oviedo se apoya en la resolución del Tribunal de Justicia de la UE

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) reconoció, a finales de septiembre, el derecho de los interinos a adherirse a la evaluación docente y, por tanto, a cobrar el plus salarial. Resolución que fue ayer recogida por el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Oviedo en la sentencia dictada a favor de Carlos Álvarez Santirso. Este profesor de Secundaria, con más de dieciséis años de experiencia, decidió presentarse el año pasado al Plan de Evaluación de la Función Docente, al que pueden optar los funcionarios de carrera con cinco años de antigüedad.

Su solicitud fue rechazada por su condición de interino. El magistrado Juan Carlos García López reconoció que albergaba dudas respecto a la compatibilidad del plan con el acuerdo marco europea. Y consultó al TJUE. Su resolución ha servido para fundamentar su fallo judicial, que anula la resolución de la Consejería de Educación que excluía a este colectivo de la evaluación docente correspondiente al curso 2015/2016, que incluía incentivos económicos de entre 132 y 206 euros al mes para los docentes que lo superaran.

La sentencia pone de manifiesto que «la legislación asturiana infringe la directiva europea sobre trabajo de duración determinada, pues se excluye a los profesores interinos del plan exclusivamente por no ser funcionarios de carrera», tal y como explicó el presidente de ANPE, Gumersindo Rodríguez. Precisamente, el abogado de este sindicato, Agustín Martín de Diego, asesoró al interino demandante. «Tal discriminación está prohibida por la legislación europea», subrayó el representante sindical. La razón que esgrime la consejería para no denegar el acceso de los interinos a la evaluación docente es que los funcionarios de carrera están sometidos, en cuanto a su selección, a criterios más rigurosos. No obstante, el juez sostiene que esta justificación puede servir como base para otras decisiones -promoción interna, concursos de traslados...-, «pero no como soporte para justificar una retribución inferior a quien está desempeñando un mismo trabajo», indicó el presidente de ANPE. Sobre todo, cuando se valoran parámetros que pueden cumplir, del mismo modo, tanto el personal fijo como el temporal. El sindicato calcula que esta medida afecta a unos mil interinos, que podrían solicitar la equiparación.

A juicio por la estabilidad

Responsables de Educación volverán a pasar por los tribunales asturianos hoy mismo para responder a otras demandas de interinos. En concreto, a las presentadas por once docentes «que llevan concatenando interinidades más de tres años», señaló Manuel Martos, el letrado que les representa y que, además, preside la Asociación Nacional de Interinos y Laborales. «La novedad es que son los primeros docentes que solicitan estabilidad en España a través de la famosa sentencia», indicó.

El fallo al que hace referencia el abogado es la resolución del TJUE, emitida el pasado mes de septiembre, que considera indefinidos a los interinos que cubren plazas de funcionarios y que encadenan contratos temporales de manera fraudulenta. No obstante, los docentes interinos ya tenían jurisprudencia a su favor. «Todos los estados miembro están obligados a dotar de estabilidad al marco legislativo de cada país», aseguró Martos. A juicio del letrado, «la estabilidad no es ser interino porque, de la forma que se aplican las normas en España, lo último que se dota es de estabilidad».

Aunque la Administración prevé que los empleados incluidos en la bolsa de interinos sigan teniendo trabajo el próximo curso, no es una garantía. Martos, que ofreció ayer una conferencia sobre este asunto, también aprovechó su desplazamiento a Asturias para reunirse, entre otros, con los interinos del Conservatorio de Oviedo.