El Comercio

Asturias recurre ante el Supremo las reválidas de la ESO y Bachillerato

Genaro Alonso, consejero de Educación y Cultura
Genaro Alonso, consejero de Educación y Cultura
  • Al entender que "no cuentan con el consenso de la comunidad educativa ni de las comunidades autónomas"

El Consejo de Gobierno del Principado de Asturias ha decidido este miércoles interponer ante el Tribunal Supremo un recurso contencioso-administrativo contra el Real Decreto que regula las evaluaciones finales de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y de segundo curso de Bachiller, las conocidas como 'reválidas' de la LOMCE.

Según ha informado el consejero de Presidencia y portavoz del Ejecutivo asturiano, Guillermo Martínez, en la rueda de prensa posterior al Consejo, el objetivo del Gobierno es paralizar la aplicación de las 'reválidas' de 4º de la ESO y de segundo de Bachillerato, al entender que "no cuentan con el consenso de la comunidad educativa ni de las comunidades autónomas". La aplicación de las pruebas, ha dicho, supondría además para el Principado un gasto de 800.000 euros.

Para evitar la "incertidumbre" entre los estudiantes del último curso académico Martínez ha pedido al Gobierno que mantenga las Pruebas de Acceso a la Universidad tal como se vienen desarrollando los últimos años. Mientras se resuelve el recurso ante el Supremo, el Gobierno asturiano organizará junto a la Universidad de Oviedo la 'reválida' de segundo de Bachiller, a la vista de que el Ministerio de Educación no ha establecido los criterios. La Universidad se encargará de elaborar las pruebas en coordinación con los docentes de bachiller y secundaria, todo ello para "lanzar un mensaje de tranquilidad" y "garantizar" a los estudiantes que solo tengan que realizar un prueba para acceder a la Universidad.