El Comercio

Los alumnos de Primaria asturianos, al nivel de Europa en Ciencias y Matemáticas

Los estudiantes de Primaria asturianos alcanzan a los europeos en Ciencias y Matemáticas
  • España sube en puntuación pero sigue por debajo de la UCE y OCDE

Los alumnos españoles de cuarto de Primaria han mejorado su puntuación en las pruebas de Matemáticas y Ciencias del estudio internacional TIMSS de 2015 y superan las medias de los 49 países participantes, pero siguen por debajo de la UE y la OCDE, niveles en los que sí se sitúan los estudiantes asturianos.

España obtiene 505 puntos en Matemáticas, siendo el país que más sube en comparación con los resultados de 2011 (23 puntos); se sitúa así, por vez primera, por encima de la media de todos los participantes (500), aunque a distancia de la OCDE (525) y de la UE (519).

En Ciencias, los estudiantes españoles también mejoran, en este caso 13 puntos, hasta 518, por encima de la media de todos los participantes (500). De esta manera se acercan a los 521 puntos de la UE y los 528 de la OCDE.

Entre las comunidades autónomas que han participado con muestra ampliada, Castilla y León encabeza los resultados, con 531 puntos en Matemáticas y 546 en Ciencias. La siguen Madrid (525 y 539 puntos respectivamente), Asturias (518 y 538), La Rioja (518 y 532), Cataluña (499 y 511) y Andalucía (486 y 503), según este Estudio de Tendencias en Matemáticas y Ciencias de la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA).

Los chicos mejor que las chicas

El rendimiento de los alumnos es significativamente mayor que el de las alumnas tanto en Matemáticas como en Ciencias, con diferencias más amplias que las medias internacionales. Aunque esta brecha se da de forma generalizada en los países participantes del estudio, Finlandia es el único donde las chicas superan a los chicos. Así, en Matemáticas los alumnos españoles obtienen en TIMMS 511 puntos, 12 más que las alumnas (499). En Ciencias, esta distancia es menor: Los chicos logran 521 puntos y las chicas 515, seis menos.

"Un sistema educativo no sólo es un sistema escolar, sino todo lo que le rodea, y Finlandia es una sociedad muy culta, con valores de igualdad muy asentados y en la que se ha trabajado en la diferencia de género desde hace mucho tiempo", ha explicado el director general de Cooperación Territorial del Ministerio de Educación, José Luis Blanco, que ha explicado que en el resto de países la brecha de género se da de forma "sistemática" en el ámbito de las Ciencias y las Matemáticas, pero que en Lengua pasa "todo lo contrario" y son las alumnas las que superan a sus compañeros.

Blanco ha subrayado que la causa es el "prejuicio social" que se produce en general a la sociedad, que "atribuye a las mujeres un rol distinto al de los hombres", de manera que el aprendizaje de profesiones científicas se otorga a estos últimos. "En general, pensamos que los niños están más dotados para carreras científicas, un prejuicio que se traslada directamente al sistema educativo y por eso se produce esta diferencia de resultados. El reto es cambiarlo porque hombres y mujeres somos igualmente capaces en Ciencias, Matemáticas o Lengua", ha apostillado.

¿Infuye la LOMCE en los resultados?

Las pruebas se realizaron en la primavera de 2015 y la LOMCE se implantó ese curso en los cursos pares de Primaria por primera vez (2º, 4º y 6º), de manera que en el momento en que se evaluó a los alumnos para este informe, sólo llevaban unos meses bajo el sistema LOMCE. Sin embargo, los responsables del ministerio aseguran que la reforma educativa del PP influye en la mejora de los resultados de España.

"La libertad que ofrece la LOMCE a los centros para la adaptación de los currículos al alumnado en los proyectos de centro es inusitada hasta el momento y el establecimiento de la evaluación es otra de las medidas para mejorar el sistema educativo junto a los itinerarios para los alumnos en un mismo centro", ha defendido el director general de Cooperación Territorial.

Asimismo, Blanco ha insistido en que esta prueba evalúa a alumnos de Primaria en un momento en que la LOMCE ya está implantada en toda la etapa, aunque en 4º llevara apenas unos meses. "La autonomía de los centros permite establecer los horarios, profundidades en la forma que se dan esos currículos, estructuras. Los currículos han que cumplirlos pero los centros tienen más capacidad con la LOMCE para adaptarlos", ha reiterado.

El secretario de Estado de Educación ha defendido la realización no sólo de estas pruebas internacionales sino también las evaluaciones en España al final de cada etapa "para no ir a ciegas" y ha subrayado que con el acuerdo alcanzado este lunes entre el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas, que rebaja en gran medida las 'reválidas' de la LOMCE, "se mantiene la cultura de la evaluación" en Primaria, ESO y Bachillerato a través de exámenes muestrales y no censales como establece la ley.

"Las evaluaciones van a seguir, la cultura del esfuerzo también y la LOMCE sigue en marcha porque es lo que hay implantado", ha indicado Marín, que también ha subrayado la necesidad de alcanzar el pacto educativo, cuyas negociaciones se van a iniciar en una subcomisión en el Congreso de los Diputados, que se constituirá el próximo 1 de diciembre, en la que va a participar la comunidad educativa para aportar ideas de cara al informe para "dictaminar una normativa que permitirá modificar no sólo la LOMCE sino también la LOE y decretos tanto del Gobierno del PP como del PSOE".