El Comercio

CC OO calcula en 7.000 millones el coste de recuperar a los jóvenes que dejaron los estudios

Estudiantes de Bachillerato.

Estudiantes de Bachillerato. / Reuters

  • Achaca que España doble la tasa europea a una escuela basada en la repetición y a un mercado laboral que absorbe mucha mano de obra poco cualificada

CC OO calcula que haría falta una inversión de algo más de 7.000 millones de euros para recuperar a los 687.430 jóvenes de entre 18 y 24 años que abandonaron sus estudios al término de la educación obligatoria, un 19% total, y lograr que aumenten su cualificación profesional al menos con un título de Bachillerato o de FP.

El sindicato indica que el esfuerzo en el gasto público al menos debería alcanzar a 398.000 de ellos, el 58% del colectivo, que son los que están en la peor de las encrucijadas porque no solo carecen de títulos medios sino que además están en el paro y con grandes dificultades de empleabilidad.

Esta necesidad es una de las conclusiones de su informe ‘¿Por qué los jóvenes abandonan los estudios?’, que destaca que aunque España ha visto como su enorme tasa de abandono educativo temprano bajaba entre 1992 y 2016 en un 53%, del 41% al 19% de los chicos de esas edades, aún lídera el ránking negativo europeo, porque no ha dejado de doblar la tasa comunitaria.

El perfil mayoritario de estos jóvenes es el de un varón –la tasa de abandono es del 22,7% para ellos y del 15% para ellas–, con el doble de prevalencia entre extranjeros, desmotivado por el sistema educativo, que piensa que intentar trabajar, aunque sea con contratos precarios, es más ventajoso que continuar su formación.

La conclusión de CC OO es que la falta de políticas educativas encaminadas a atajar esta grave característica de la escuela española en los últimos 15 años ha dejado el abandono de los estudios al albur de la evolución del mercado de trabajo, que es quien determina si aumenta o disminuye. De hecho, cree que la principal razón de la alta ratio es un mercado de trabajo que absorbe gran cantidad de empleo poco cualificado, lo que hizo que entre 2000 y 2008 el abandono subiese un 8,9%, gracias a la burbuja inmobiliaria, y que con la crisis descendiese un 40%, con jóvenes que continúan estudios o vuelven al instituto ante un paro de más del 50%.

Más y mejor FP

El otro gran motivo del fracaso escolar lo encuentran en un modelo educativo «rígido», con una oferta escasa de FP, que no atiende a los distintos ritmos de aprendizaje y ha liquidado los presupuestos de refuerzo y atención a los alumnos con dificultades, y que solo ofrece la alternativa de la repetición de curso, en lo que es líder de la OCDE. El resultado, dicen, es que, al final de la ESO, la mitad de alumnos ha repetido y muchos no ven posibilidades de continuar.

Las propuestas de CC OO, que esperan que sean incluidas en el pacto por la educación, buscan incentivar la continuación de los estudios y recuperar a parte de los que los dejaron. Proponen crear más plazas de Bachillerato, generalizar la FP en los institutos para cubrir una demanda que es mayor que la oferta, hacer una FP más práctica y que permita acceder a otros estudios, y relanzar una educación personalizada que ayude a reengancharse a los rezagados. Para los que abandonaron sin tener ni la ESO, el 45%, piden también un impulso a la educación de adultos para que se titulen y un aumento del Bachillerato nocturno para que lo compatibilicen con empleos.

La evolución del abandono escolar temprano por autonomías entre 1995 y 2016 ha sido muy dispar, aunque con notables retrocesos en todos los casos. Las comunidades donde más se redujo fue Cantabria, con un descenso del 304% (del 34,7% al 8,6%); Euskadi, con una bajada del 239% (del 26,8% al 7,9%); y Madrid, con una reducción del 123% (del 32,7% al 14,6%). Las autonomías con peor evolución fueron Baleares, con una bajada del 70% en 25 años (del 45,7 al 26,8%), y Murcia, con una reducción del 74,5% (del 46,1% al 26,4%).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate