La mayoría de los docentes que sufren acoso e insultos dan clase a Infantil y Primaria

La mayoría de los docentes que sufren acoso e insultos dan clase a Infantil y Primaria

El Defensor del Profesor atendió 39 casos en el curso 2016-2017, de los cuales dos fueron por agresiones por parte de un padre y un alumno

Paloma Lamadrid
PALOMA LAMADRIDGijón

Los casos de docentes que son víctimas de situaciones conflictivas y violencia en las aulas aumentan en las etapas iniciales de la formación académica y descienden en Secundaria y los conservatorios. De los 39 casos incidentes investigados por el Defensor del Profesor durante el curso 2016-2017, quince correspondían a Primaria y otros seis a Infantil. En la ESO, fueron trece los episodios investigados por este servicio puesto en marcha por el sindicato ANPE hace más de una década. De hecho, el curso anterior fue récord.

En 2006-2007, el Defensor del Profesor asistió a una docena de profesionales de la enseñanza por episodios conflictivos. En 2015-2016, fueron 28. «Me he sentido desamparado, desprotegido y humillado». Estas palabras corresponden aun docente que acudió a este servicio desesperado por su situación, como relataron ayer el presidente de ANPE, Gumersindo Rodríguez, y la encargada de elaborar el informe de incidencias recogidas por el Defensor del Profesor, Montserrat Fernández. En la presentación del documento, explicaron que los docentes acuden al servicio, sobre todo, por el acoso, los insultos y las falsas acusaciones recibidas por parte de las familias de sus alumnos (21 casos). Además, diez docentes de manera directa y 22 de forma indirecta manifestaron tener problemas para dar clase por el mal comportamiento de los estudiantes. Cuatro profesores sufrieron presión para modificar notas y seis fueron denunciados o tuvieron que ir a juicio por las acciones legales emprendida por padres.

Ataques en redes sociales

Una de las vistas judiciales tuvo lugar por la agresión física de un padre a un docente. Además, otro profesor fue víctima de un ataque por parte de un alumno. Ambos sucesos ocurrieron en centros escolares de la zona centro. Por otro lado, los portavoces de ANPE destacaron «el gran aumento de casos relacionados con el uso de las nuevas tecnologías como herramienta de acoso e insulto al profesorado». Y cuatro docentes señalaron ser víctimas de estas prácticas.

Como desagradable novedad, en el pasado curso se produjeron daños contra la propiedad de los docentes. «A un profesor le han rayado el coche en reiteradas ocasiones», señalaron. Los 39 profesores atendidos por el servicios presentaban cuadros. Además, uno tenía depresión y seis estaban de baja médica por los enfrentamientos y la violencia sufrida en primera persona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos