Podemos exige que se obligue a los concertados a aclarar que las cuotas son voluntarias

Iglesias (i), conversa con el portavoz del PNV en el congreso Aitor Esteban (d), durante el pleno del Congreso. /Mariscal (Efe)
Iglesias (i), conversa con el portavoz del PNV en el congreso Aitor Esteban (d), durante el pleno del Congreso. / Mariscal (Efe)

Cita dos estudios que indican que casi todos estos colegios reclaman dinero y que la mayoría de padres desconoce que no tiene por qué pagar

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

El Congreso de los Diputados debatirá en las próximas semanas una reforma legal que pretende obligar a todos los colegios concertados a informar explícitamente a los padres de sus alumnos de que no tienen obligación alguna de pagar cuotas -sean anuales, trimestrales o mensuales- para que sus hijos cursen los estudios en el centro en igualdad de condiciones que el resto de compañeros.

Esa información obligada, según el texto, se deberá dar al menos al inicio de cada curso a los padres de los aproximadamente dos millones de alumnos de los centros privados concertados, en los que se forman el 26% de los estudiantes españoles.

La proposición de ley, presentada por Unidos Podemos, persigue, según sus autores, garantizar que se cumple lo que dice la ley educativa, que «los colegios concertados sostenidos con fondos públicos son gratuitos para las familias», y que ningún centro, cosa que sí creen que ocurre en muchos de ellos, hace pensar a los padres que las cuotas que establecen de forma general para sufragar actividades o servicios escolares son un pago fijo y obligado.

La propuesta, si es admitida por el pleno, debería tener una tramitación rápida, pues es de artículo único. La disposición hace una adición al apartado 4 del artículo 51 de la LODE, el que dice que «las administraciones educativas regularán las actividades escolares complementarias y extraescolares y los servicios escolares de los centros concertados, que en todo caso tendrán carácter voluntario». El añadido dispone que, «en cualquier caso, los centros concertados sostenidos con fondos públicos deberán informar como mínimo una vez a principio de cada curso escolar de la voluntariedad de las aportaciones económicas de las familias».

La formación liderada por Pablo Iglesias justifica su reforma en estudios que indicarían la existencia de «presuntas irregularidades en el cobro de esas cuotas» y «falta de transparencia y claridad a la hora de comunicar el carácter voluntario establecido por la ley». De hecho, en la exposición de motivos, cita los informes de la Asociación de Colegios Privados e Independientes (Cicae) y de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

CICAE, según explican, registró en 2017 en la Asamblea de Madrid un estudio que afirma que todos los centros concertados que visitó en esta comunidad exigen «una pago fijo obligatorio», de unos 148 euros de media mensual, que en algunos casos llegan a 198 euros. Añaden que la mayoría no menciona a los padres que se trata de pagos voluntarios, y que los que sí lo hacen luego les aclaran, verbalmente, que en realidad es algo obligado.

El estudio de la OCU, en el que testó 168 centros concertados de 18 ciudades españolas en 2012, concluye, según la misma exposición de motivos, que nueve de cada diez de los colegios exigía a las familias el pago fijo de cuotas y que la mayoría de los padres aseguró no ser consciente del carácter voluntario de estos pagos periódicos.

Una de la últimas actuaciones de la inspección educativa sobre este asunto se dio el curso pasado en Madrid, comunidad con cuatro puntos más de centros concertados que la media nacional. Abrieron expedientes por irregularidades a 167 centros, un 30% de los visitados. Las razones fueron no informar de la voluntariedad de los pagos y ofrecer actividades en bloque, sin desglosar precios ni permitir elegir unas u otras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos