Los profesores, «asfixiados», se manifiestan por las 18 y las 23 horas lectivas en Primaria y Secundaria

Suatea, UGT, ANPE, CC OO, CSI y CSIF salen a la calle para reclamar una rebaja en los horarios, ya alcanzado en otras comunidades

EUGENIA GARCÍAOviedo

Por las 18 y 23’ es el eslogan, claro y directo, que la junta de personal docente no universitario (Suatea, UGT, ANPE, CC OO, CSI y CSIF) ha elegido para reivindicar precisamente eso: recuperar las 18 horas lectivas en Primaria y las 23 en Secundaria, el horario que tenían antes de la crisis. El profesorado ha elegido las 18 horas de la tarde de hoy, hora simbólica, para concentrarse en la plaza de España y reclamar una rebaja de sus horas lectivas que, reiteran, «ya se está logrando en otras comunidades».

Poco antes de iniciar la manifestación, en declaraciones a EL COMERCIO los portavoces de los distintos sindicatos manifestaban hartazgo. «Estamos asfixiados», resumía Emma Rodríguez, de Suatea. La convocatoria de esta tarde es la continuación de una campaña que comenzó el primer trimestre y persigue solicitar la «reducción de la jornada lectiva, que no de las horas laborales -matiza- y la reversión de los recortes de Educación en Asturias». Como consecuencia de los mismos, se produjo «un aumento de la jornada lectiva que implicó la disminución de las plantillas, el aumento de los ratios de alumnado y en definitiva una sobrecarga de trabajo que trajo consigo la imposibilidad de hacer apoyos y desdobles».

El consejero de Educación, Genaro Alonso, insiste en que mientras no sea derogado el real decreto-ley que permitió el incremento de las horas lectivas por una cuestión de racionalización del gasto, el horario se mantendrá. Un decreto que para los profesionales de la enseñanza «es una excusa». «Pensamos que si en otras comunidades como Cantabria, Baleares, Andalucía o Aragón pudieron revertir esa situación, también lo podemos hacer en Asturias», sostienen desde Suatea. «Ese real decreto es el mismo para todo el territorio, y no entendemos que con la misma ley estemos peor que en todo el mundo. Son disculpas».

En el sindicato ANPE indican que esperan, «aunque el clima no ayuda demasiado», que un buen número de profesores puedan acercarse a manifestar «su rechazo y su desgrado con una situación que ya lleva demasiados años y que pesa como una losa sobre el desempeño docente y entorpece su verdadera labor». «No esperamos una respuesta positiva por parte del consejero, que se ha enrocado en el real decreto que ampara la medida», admite su portavoz, «pero desde aquí podemos formularle una pregunta: ¿Cómo es posible que sabiendo que está vigente, comunidades de nuestro entorno sí hayan podido revertir la medida?», plantea su presidente, Gumersindo Rodríguez.

La reivindicación de hoy va «más allá de una cuestión laboral: repercute directamente en el sistema educativo», asevera Vicenta Acebal, de la Corriente Sindical de Izquierdas. «Al final, los profesores andamos tan apurados que nos relacionamos más por email y whatsapp que cara a cara porque no nos da tiempo a vernos, cuando la coordinación en el profesorado es fundamental». Por su parte, Maxi Fernández Otero (UGT) exige «un proceso de negociación como en otras regiones, porque el profesorado asturiano ya no puede más». «Este sinfín de problemas va a repercutir sobre todo en el alumnado, que es lo más importante».

Desde CC OO recuerdan desde que empezó la crisis «se han destruido cientos de empleos, lo que perjudica la calidad de la enseñanza que recibe el alumnado». Y añaden que se aseguró que dicho decreto se derogaría cuando España saliese de la crisis. «Hace varios trimestres que la economía española crece, por lo cual ya no estamos en crisis», afirma Borja Llorente, portavoz del sindicato, que añade: «Volver a las 18 horas supondría crear 800 puestos de trabajo en Secundaria y 400 en Primaria. Eso traería consigo una bajada de las ratios y más apoyo para atención a la diversidad». «La consejería de Asturias se niega a revertir esos recortes porque dicen que no detectan malestar entre el profesorado. Hoy les vamos a demostrar lo contrario».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos