Una embarazada da a luz dos niños de padres diferentes en el mismo parto

Una embarazada da a luz dos niños de padres diferentes en el mismo parto

Una mujer de California estaba embarazada por gestación subrogada cuando concibió un segundo feto, tras mantener relaciones sexuales con su pareja

EL COMERCIOGijón

Jessica Allen vive en California y tiene dos hijos. Aceptó alquilar su vientre a una pareja china para que ésta pudiera tener descendencia propia. A cambio de un pago de 30.000 dólares, la mujer recibió un tratamiento de fertilización in vitro y se implantó con éxito uno de los embriones de los donantes.

Allen lo hizo para ahorrar para comprar una casa junto a su marido Wardell Jasper, aunque el dinero no era la única razón por la que aceptó. En diálogo con ABC explicó: “En mi opinión, ninguna mujer en el mundo debería vivir sin experimentar el amor y el vínculo de una madre y un hijo”.

La mujer llevaba unos meses embarazada por gestación subrogada cuando concibió otro niño tras tener sexo con su pareja. Los padres, obligados por contrato a entregar al primer niño, han podido recuperar al segundo solo tras una batalla legal. Según publica el diario estadounidense The Washington Post, el caso comenzó el año pasado, cuando Jessica Allen, de 31 años de edad, fue contratada por una pareja china para tener un niño por gestación subrogada, una práctica regulada por la ley en ese estado.

Seis semanas después, la ecografía de control reveló que tenía en su vientre un segundo feto. Los médicos asumieron que se trataba de un gemelo y la pareja contratante añadió 5.000 dólares a los honorarios de la madre de alquiler.

En diciembre de ese año dio a luz a los dos bebés por cesárea, que fueron separados de la madre, que por contrato tuvo prohibido verlos. Solo recibió después una foto en el móvil, en el que se percató de que los gemelos no eran iguales. Hacia enero, ese detalle le dio un vuelco al asunto: unos exámenes de ADN confirmaron que uno de los bebés era de la pareja contratante, pero que el otro era de la propia Allen y de su pareja, con la que había mantenido relaciones sexuales usando preservativos, que no resultaron ser eficaces para evitar el embarazo.

Este fenómeno consiste en que una mujer, ya embarazada, sigue ovulando y es capaz de concebir otro hijo, que se gesta simultáneamente junto con el primer feto. El resultado suele ser la concepción de mellizos de distinta edad gestacional. En casos extremadamente raros los padres pueden ser distintos. Es más común en el reino animal, si bien ocurrió una decena de veces en humanos, de las que se tiene registro.

Fotos

Vídeos