La imprudencia que indigna al director de la DGT

«Cuando mueren 190 personas al año por no llevar cinturón, ya no es tan gracioso», afirmó Gregorio Serrano en Twitter

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

No hay broma que valga mientras sigan muriendo personas en la carretera por no llevar puesto el cinturón de seguridad. Es la reflexión que ha hecho el director de la Dirección General de Tráfico (DGT), Gregorio Serrano, en su cuenta de Twitter al hacerse eco de una imprudencia por parte de los ocupantes de un coche captado por un helicóptero de la DGT.

En las imágenes puede aprecisarse en una de las ventanillas la espalda de un pasajero, lo que invita a pensar que en el interior del vehículo hay más ocupantes de lo permitido. Además, independientemente del número de pasajeros, es obvio que, al menos uno de ellos, no lleva puesto el cinturón de seguridad.

La DGT recuerda que el cinturón de seguridad es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial, un seguro de vida. Por este motivo, su uso es obligatorio para todos los ocupantes del vehículo y en todo tipo de vías. «Hacer gracias está muy bien, pero cuando mueren 190 personas al año por no llevar el cinturón, ya no es tan gracioso», afirma Serrano.

Fotos

Vídeos