Johnson & Johnson pagará 80 millones a un hombre que dice que los polvos de talco le provocaron cáncer

Los polvos de talco de la firma condenada./Johnson & Johnson
Los polvos de talco de la firma condenada. / Johnson & Johnson

El afectado, de 46 años, demandó a la firma después de que en 2016 se le diagnosticara un tipo de cáncer que, según él, fue causado por estos productos

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Johnson & Johnson tendrá que pagar 80 millones de dólares a un banquero de Nueva Jersey que afirma que el polvo de talco le provocó cáncer, de tal manera que la indemnización total que la compañía le tendrá que dar es de 117 millones de dólares, tal como explica Daily Mail.

Stephen Lanzo, de 46 años, demandó a la firma después de que en 2016 se le diagnosticara mesotelioma, un tipo de cáncer que, según él, fue causado por los productos de polvos de talco que estuvo utilizando durante más de 30 años.

La demanda presentada por Lanzo y su esposa Kendra sostiene que la compañía sabía que los productos estaban contaminados con asbestos cancerígenos, pero no hizo nada para advertir al público, según publica ABC.

La nueva multa contra la multinacional se suma a la impuesta la semana pasada, cuando un juez dictó que la empresa debía otorgar 30 millones de dólares al hombre y 7 millones a su esposa.

Además, el pasado miércoles se dictó también que Johnson & Johnson tenía que pagar otros 80 millones adicionales por los daños provocados. De esta cuantía, la multinacional debe pagar 55 millones, y los 25 restantes los deberá abonar su proveedor, Imerys Talc, aunque por el momento ambas compañías han asegurado que van a recurrir la sentencia.

Noticias relacionadas

Aunque no es la primera vez que la compañía se enfrenta a una demanda, sí lo es que el demandante sea un hombre, ya que en la mayoría de casos, las reclamaciones han estado relacionadas con el cáncer de ovario en mujeres.

Johnson & Johnson explicó en un comunicado —tal como asegura el citado medio— que durante el juicio se le impidió presentar pruebas importantes: «Después de sufrir pérdidas múltiples a través de fallos judiciales y en el juicio, los abogados del demandante han cambiado su estrategia y ahora alegan que el polvo de talco está contaminado con asbesto», dijo la compañía en el comunicado.

Imerys Talc América también emitió una declaración en la que aseguraba que «la evidencia es clara de que la exposición al asbesto [de Lanzo] provino de diferentes fuentes».

Lanzo alega que podría haber estado inhalando asbestos cada vez que usó los productos de la firma, que se suelen utilizar para reducir la humedad en áreas propensas a sudor como las axilas, las ingles y las nalgas.

Los abogados de este matrimonio argumentaron que la compañía había estado reteniendo información sobre los riesgos para la salud de los productos desde la década de 1960.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos