Un joven se despierta al escuchar un crujido y encuentra un oso mordiéndole la cabeza

Un joven se despierta al escuchar un crujido y encuentra un oso mordiéndole la cabeza

«Me agarró, me haló, luego mordió la parte de atrás de mi cabeza y me arrastró»

AGENCIAS

Un empleado de un campamento en Colorado despertó con un "inmenso dolor". El motivo: un oso le estaba mordiendo la cabeza. El instructor de 19 años, que sobrevivió, contó como pudo escuchar el "crujido" de su cráneo entre los dientes del animal, que lo movió cuatro metros antes de que otros campistas lo ahuyentaran.

"Me agarró, me haló, luego mordió la parte de atrás de mi cabeza y me arrastró", contó el joven, identificado solo como Dylan, a la televisora Denver 7. "Esa fue la parte más lenta", añadió el joven, que evocó la sensación de la respiración del oso en su cuello. "Tengo cuatro marcas de donde entraron las garras", indicó al canal KTVB-TV, mostrando también las huellas de las mordidas.

El episodio ocurrió el domingo en Ward, a unos 32 kilómetros de Boulder, Colorado: Dylan estaba en un saco de dormir al lado de un lago junto a otros cuatro consejeros cuando el animal lo golpeó. "Por un segundo pensé que estaba soñando pero luego me dije: 'esto duele demasiado para ser un sueño'", indicó el empleado de este campamento enfocado en chicos cristianos.

El instructor fue llevado al hospital y volvió con nueve grapas en su cabeza. Mientras tanto, los guardaparques de Colorado buscan el oso para cazarlo. Las autoridades dijeron que este tipo de ataques son poco frecuentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos