El juez Calatayud condena a un jóven a cortarle el pelo por robar en una peluquería

El antes y el después del corte de pelo.
El antes y el después del corte de pelo. / E. C.

«Como no has estudiado por lo civil, vas a estudiar por lo criminal»

ELCOMERCIO.ES

Si hay un juez de menores conocido en España desde hace años por sus sentencias ejemplares, ese es Emilio Calatayud. Una de sus últimas condenas –a un joven que robó en una peluquería de Granada– ha dado ya sus frutos: el muchacho finalmente le ha cortado el pelo al mismísimo magistrado, que ahora luce orgulloso su renovado look.

«Como no has estudiado por lo civil, vas a estudiar por lo criminal», le espetó hace medio año el juez al chico. Emilio Calatayud pactó con el muchacho la condición para poder dar por cumplida la condena: el joven debía cortarle el pelo al juez a modo de examen final del módulo. Una vez aprobado el grado, como ha sucedido, daría por cumplida su pena.

El motivo de la condena: haber sustraído varios cientos de euros y un secador de pelo de una peluquería. Aunque en un principio la Fiscalía pedía para el joven un centenar de horas de trabajos comunitarios, después el juez y el Ministerio Público acordaron con el chico que su pena consistiría en terminar el módulo de peluquería en el que ya estaba matriculado.

Calatayud llevaba desde hace medio año sin ir a la peluquería para someterse al corte del chico. El periódico Ideal de Granada, con el que colabora habitualmente el juez de menores, ha publicado un vídeo en el que puede verse el antes y el después de su cabellera.

Fotos

Vídeos