El Jurásico asturiano está de moda

Los pequeños Jorge y Manuel disfrutan con sus padres, Rocío Samartín y Manuel Olano, de los obsequios recibidos por ser los visitantes dos millones del Museo del Jurásico de Asturias.
Los pequeños Jorge y Manuel disfrutan con sus padres, Rocío Samartín y Manuel Olano, de los obsequios recibidos por ser los visitantes dos millones del Museo del Jurásico de Asturias. / FOTOS: NEL ACEBAL

La afluencia de turistas al museo creció este año un 9% respecto al ejercicio anterior y más de un 11% en relación a 2015 Un pequeño murciano y su familia fueron los visitantes dos millones del Muja

LUCÍA RAMOS COLUNGA.

Aferrado a su libreta de Tyrannosaurus rex y embelesado con los inmensos esqueletos de dinosaurio que pueblan el Museo del Jurásico de Asturias (Muja). Así realizó ayer la visita al equipamiento colungués el pequeño Jorge Olano, de cinco años. El niño y su familia, procedente de Murcia y con raíces en Mieres, tuvieron la suerte de ser los visitantes dos millones del museo. Una cifra nada desdeñable que, según manifestó la directora general de Patrimonio Cultural del Principado, Otilia Requejo, «demuestra que el Muja es un referente no solo de los museos de Asturias, sino de ámbito nacional».

Pasaban unos minutos de las 11.30 horas cuando, bajo una débil lluvia y en medio de una larga cola de niños y adultos que aguardaban su turno, Jorge, su hermano Manuel y sus padres, Rocío Samartín y Manuel Olano, recibieron la buena noticia. «¡Estamos alucinados! La del Muja fue la primera visita que marcamos en el calendario como irrenunciable cuando planeamos las vacaciones, pues a los niños les vuelven locos los dinosaurios, y encima nos encontramos con este recibimiento», manifestaba Rocío, encantada. A sus pies, los dos niños rebuscaban, entusiasmados, en la caja repleta de regalos con que les obsequió el museo.

El visitante dos millones llega solo tres años después de que el Muja, abierto en 2004, alcanzase el turista número un millón y medio. Unas cifras que dan cuenta de la positiva evolución que está teniendo uno de los museos más visitados de la región. «En la actualidad, la afluencia de visitantes aumentó un 9% respecto a la registrada el pasado ejercicio y más de un 11% respecto a 2015», explicó Requejo. La gran mayoría de personas que acuden al Muja, un 64%, procede de territorio nacional, principalmente de Madrid, Castilla y León, Galicia y Cantabria. Otro 31% de visitantes es asturiano y llega desde Gijón, Oviedo, Avilés y Siero, y el 5% restante procede del extranjero, sobre todo de Francia, Reino Unido, Alemania y Bélgica.

Rastro de lagartos

Pero el Muja no es solo exposición, también guarda en sus entrañas una zona de laboratorios donde los investigadores se afanan por conocer cada vez mejor cómo era la vida en la Asturias jurásica. En estos momentos, el complejo acoge a dos profesores y dos estudiantes procedentes de la Universidad de Saskatchewan, en Canadá, a quienes se unirán en septiembre más de una docena de compañeros para participar en un curso enmarcado en el convenio que mantienen la universidad canadiense y la de Oviedo. «Además, en octubre vamos a presentar, en un congreso en Sudáfrica, un rastro formado por lagartos del Jurásico que encontramos en los acantilados de Villaviciosa. Se trata de huellas muy poco frecuentes y estas son muy buenas», explicó el director científico del Muja, José Carlos García-Ramos.

Fotos

Vídeos