Júzcar, ante el reto de mantener el pulso turístico tras la marcha de los pitufos

Turistas en la localidad del Alto Valle del Genal.
Turistas en la localidad del Alto Valle del Genal. / V. M.

El plan de dinamización turística de la Diputación sigue vigente, aunque perdiendo el estatus de ‘Primer Pueblo Pitufo del mundo’

VANESSA MELGARMálaga

¿El ‘Primer Pueblo Pitufo del mundo’ va a desaparecer? Sí, oficialmente y desde mañana. Este 15 de agosto Júzcar, en la Serranía de Ronda, perderá esta declaración que recibió en 2011, cuando resultó la localidad seleccionada para dar el pistoletazo de salida a la promoción mundial de película 'Los Pitufos 3D'. Casi todos los inmuebles se pintaron de azul y el municipio, con casi 300 habitantes, escondido en el Valle del Genal y de gran riqueza micológica, se convirtió en la aldea de los afamados personajes creados por Pierre Culliford, por Peyo, en 1958.

Llegaron con un pan debajo del brazo y revolucionaron económicamente al pueblo que pasó de estar casi desierto, sumido en la tranquilidad solo rota por el quehacer diario de sus vecinos, a llenarse de turistas, negocios y actividades. El azul supuso un auténtico revulsivo económico para esta población que, como la mayoría del Valle del Genal y de la Serranía, están amenazadas por la despoblación y por la falta de oportunidades laborales.

Ahora, tras anunciar el Ayuntamiento la retirada de la declaración de ‘Primer Pueblo Pitufo del mundo’, la preocupación reina en Júzcar. «No sabemos qué va a pasar... aún están negociando», indicó una de las empresarias de la localidad, con el gesto serio y sin querer dar más explicaciones. «Parece que hay hasta más turistas... a lo mejor vienen porque se va a acabar», expresó, con pesar también, otro. Igualmente, se ha abierto una recogida de firmas en Change.org, que se dirigirán al Ayuntamiento. «Esas películas le dieron al pueblo mucha vida, sería muy especial para los malagueños que eso siga... Ojalá que no desaparezca, hay muchas soluciones...», recoge la iniciativa.

Otra familia de visita en la localidad. / V. M.

«Perdona, ¿sabes dónde está la estatua de ‘Pitufina’», pregunta una visitante, acompañada de su marido y sus dos hijos, al llegar a Júzcar. Ella, como la mayoría de los visitantes, son ajenos a la situación que saltó cuando la empresa que gestiona los derechos de los pitufos, International Merchandising Promotion & Services (IMPS), rompió un acuerdo que había alcanzado con el Ayuntamiento para el uso de productos oficiales. Y es que en Júzcar, al parecer, menos las imágenes gigantes de ‘Pitufina’, ‘Pitufo Estudiante’ y ‘Papá Pitufo’, el resto habrían sido falsificaciones. Existiría malestar en IMPS, que perseguía, desde hace años, regularizar la situación, por la forma en que se ha dado a conocer dicho acuerdo, puesto que «parece que quieren cobrar lo que no es suyo», indicó una fuente cercana al respecto.

Uno de los negocios del pueblo. / V. M.

Así las cosas, Júzcar tiene que retirar mañana cualquier referencia a los pitufos y no podrá usar la marca. No obstante, el pueblo seguirá pintado de azul mientras que los vecinos así lo deseen. El reto será el de mantener el pulso turístico. Por ello, la Diputación Provincial de Málaga, y también la productora Sony, negocian con IMPS, como intermediarios, para que el plan de dinamización turística que anunció el ente supramunicipal, dotado con alrededor de 300.000 euros, se pueda ejecutar al cien por cien. Este incluye la creación de infraestructuras y también el pintado en fachadas y otros lugares de dibujos oficiales. Júzcar persigue seguir beneficiándose de esta gallina de los huevos, no de oro, sino azules, que tanta vida ha dado al pueblo.

Fotos

Vídeos