El mensaje viral de una médica vasca de familia: «Me siento desbordada»

Tolosa. Imagen del centro de salud de esta localidad, donde trabja la médica que ha escrito la carta de denuncia.

La carta de una doctora de Tolosa, en la que se queja de un exceso de trabajo porque el Departamento de Salud Vasco no sustituye al personal ausente, se convierte en viral

MARÍA JOSÉ CARRERO

‘Carta de una médica desbordada’. Así titula Ina Idarreta Mendiola, facultativa de familia en el centro de salud de Tolosa, una misiva que se ha hecho viral en internet. En el escrito, publicado en la red, la doctora se queja del exceso de trabajo que tienen los profesiones de atención primaria debido a que el Departamento de Salud Vasco no sustituye al personal ausente por bajas o vacaciones. Con 35 años de trayectoria, la médica señala que el objetivo de su publicación es «recabar adhesiones para que quien deba saberlo sepa que no es un problema aislado y que requiere respeto, escucha, atención y solución».

A continuación detalla cómo ha sido una jornada laboral de la semana pasada, que se desarrolla en horario de 8 a 15 horas, en la que «faltan varios médicos por diferentes razones y, concretamente, tres de los ocho del turno de mañana, y ninguno está sustituido. Por añadidura, de los otros cinco, tres se han incorporado recientemente de sus vacaciones y tienen acumulación del trabajo pendiente no resuelto en su ausencia, porque también han sido pobremente o nada sustituidos».

Tras esta introducción, relata que al arrancar la consulta tenía una «agenda completa con diez minutos por paciente, pero para las 9.30 he atendido además tres consultas extras urgentes», una telefónica y dos presenciales. En un caso se trataba de una enferma de su cupo y los otros dos eran pacientes de otros colegas. Al primero le remitió directamente al hospital ante la sospecha de que se trataba de «un problema serio», mientras que para atender al segundo y tercero tuvo que consultar su «historial clínico» por no conocerlos y realizarles diferentes pruebas. «Todas estas consultas han precisado más tiempo que 10 minutos», añade Ina Idarreta.

A continuación, la doctora guipuzcoana detalla que cuando llevaba ya tres cuartos de hora de retraso respecto a la programación, «me apuntan otra cita extra para ajuste de una pauta de sintrom de un paciente pluripatológico también desconocido para mí». La jornada continúa con la consulta, en la que se acumulan pacientes, algunos por cuestiones burocráticas relacionadas con bajas laborales, y culmina con tres visitas a domicilio a tres ancianos con varias enfermedades.

1.467 respuestas

La carta incluye un cuestionario en el que la médica pide a sus colegas de atención primaria que digan si se identifican o no con su relato. Pues bien, la Sociedad Vasca de Medicina Familiar y Comunitaria informó de que había obtenido 1.467 respuestas y el 99,5% de ellas afirmativas. Para la vicepresidenta de esta entidad, Mónica García Asensio, el relato refleja «un verano sangrante debido a la falta de sustitutos. Recoge muy bien cómo nos sentimos los profesionales de atención primaria». En su opinión, esta carencia se debe a los «precarios» contratos temporales que ofrece el Departamento de Salud Vasco.

García Asensio añade que la solución a este problema es doble. «Por un lado hay que ofrecer más plazas de médico de familia en la convocatoria MIR y, luego, hay que retener a esos profesionales con contrataciones temporales dignas. No se pueden ofrecer empleos de días y tener a los médicos cada jornada en un centro. Hay que realizar una contratación atractiva para que no se vayan a otros sitios».

Fotos

Vídeos