El método de una familia rusa para lograr que su perro se pareciese al de 'La máscara'

El método de una familia rusa para lograr que su perro se pareciese al de 'La máscara'

Emplearon cola y cinta adhesiva para solucionar la anomalía con la que había nacido su Jack Russell Terrier. Al no surtir efecto, lo sometieron a cirugía estética

ELCOMERCIO.ES

Cuando la rusa Marina Esmat, de 37 años, compró a su cachorro, no imaginaba el aspecto que el Jack Russell Terrier tendría al crecer. Según publica el 'ABC', sus orejas presentaban una anomalía por la que en vez de caer sobre la cabeza quedaban en punta.

Lejos de conformarse con ello, decidió «solucionarlo» por su cuenta. Lo intentó poniéndole al perro pegamento en las orejas, y también peso para que estas no permaneciesen erguidas. «Usamos cola y cinta adhesiva para pegar las orejas al principio, pero nada ayudó», reconoció la dueña, defendiendo que su mascota no sufrió ningún daño.

Cuando se percataron de que sus crueles y rudimentarios métodos caseros no paliaban la anomalía con la que había nacido su mascota, decidió someterlo a una operación estética, contraviniendo las advertencias de los médicos.

La forma de actuar de Marina Esmat no es lo más extravagante del asunto. No solo pretendía «curar» a su perro, sino lograr que este se pareciese más a Milo, el protagonista canino que acompaña a Jim Carrey en la película 'La máscara'. Al realizar la operación, dañaron el cartílago del perro, por lo que ahora permanecen caídas del todo.

Fotos

Vídeos