Una mujer logra su mayor deseo: casarse consigo misma

Facebook

«Ha sido un cuento de hadas», asegura la protagonista del enlace

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Laura Mesi es una mujer italiana de 40 años pionera al convertirse en la primera esposa soltera de su país. Mesi celebró una boda de los más original, ya que faltaba un ingrediente esencial en cualquier enlace habitual: el otro contrayente. La protagonista de la historia se vistió de blanco, encargó una tarta nupcial de cinco plantas e invitó a 70 personas para que fueran testigos, nada más y nada menos que de la boda consigo misma.

Esta entrenadora de fitness soñó siempre con este enlace y, para ello, no escatimó en detalles. El lugar elegido para tal evento fue una granja de Vimercate y, según ha manifestado en una entrevista concedida al Corriere della Sera, tomó esta decisión hace un par de años sin que mediara en dar el paso ningún desemgaños amoroso.

«Tengo muchos amigos y una gran relación con los hombres. Simplemente entiendo que estoy bien conmigo misma», ha afirmado la italiana, que además aseguró que «ha sido un cuento de hadas, soñaba con ello».

Mesi explica su decisión de esta manera: «Hace dos años me di cuenta de que no tenía por qué estar soltera. Yo quería casarme. Pero sola. Conmigo misma».

La ceremonia, oficiada por un amigo suyo, no tiene ningún valor legal o religioso, aunque para la novia ha supuesto un paso muy importante: «Creo firmemente que cada uno de nosotros debe amarse primero a sí mismo. Puedes vivir un cuento de hadas sin el príncipe azul».

Tampoco quiso renunciar a su luna de miel y viajó a Egipto, por supuesto, sola.

No es la primera vez que acontece una boda de estas características en Italia. El pasado mes de mayo, Nello Ruggiero se convirtió en el primer novio soltero al darse el «sí, quiero» en una ceremonia en Nápoles.

Fotos

Vídeos