Un niño orina sobre los botones de un ascensor y la gamberrada le sale cara

Imagen del vídeo de Youtube en el que el niño orina sobre los botones del ascensor./
Imagen del vídeo de Youtube en el que el niño orina sobre los botones del ascensor.

Las cámaras de seguridad registraron la fechoría del pequeño

ELCOMERCIO.ES

En ocasiones, las gamberradas van demasiado lejos y entran en el terreno del mal gusto. Como sabe cualquier crío, en esa clase de circunstancias es fundamental tener bien medidas las consecuencias de la fechoría, porque pueden volverse en contra en cuestión de segundos. Esta es una lección que, sin duda, no olvidará nunca el chaval protagonista de un vídeo de YouTube que se ha hecho viral.

Las imágenes las ha publicado el canal Crazy China Videos. En menos de tres días, más de un millón de personas las han visto y decenas de internautas han dejado sus comentarios. Se trata de la grabación de la cámara de seguridad de un ascensor, que capta el momento en que un niño entra a utilizarlo. Cuando se ve a solas, se le ocurre una jugarreta para el próximo usuario. Se baja la cremallera y comienza a orinar en todos los botones del elevador. Lo que no espera es lo que está a punto de ocurrir.

El joven parece orgulloso de haber completado su broma sin ser descubierto, pero algo falla cuando el ascensor llega a su destino. Las puertas no se abren, los botones parecen haberse vuelto locos y las luces parpadean. Es evidente que el líquido derramado sobre el dispositivo ha causado un error en el mecanismo... y el gamberro ha quedado encerrado en la escena del crimen. No tiene escapatoria: en cuanto alguien acuda a rescatarle, no tendrá que atar muchos cabos para comprender qué ha sucedido.

Por supuesto, la trastada del chaval fue descubierta. Si hubiese logrado huir quizá habría que revisar muchísimos minutos de las grabaciones de seguridad, pero al encontrarle allí, junto a un charco con fuerte olor a orina, bastó echar un vistazo a los instantes anteriores. No sabemos qué castigo ha recibido, pero sí que ha abierto un intenso debate en China sobre lo consentidos, déspotas e irrespetuosos que son los críos de hoy en día. Tal vez haber quedado en ridículo ante medio planeta haga que este pícaro modere su comportamiento en el futuro.

Más información, en ABC.es.

Temas

Youtube

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos