'Sé quién eres': la nueva estafa de Instagram llega a Asturias

Estas cuentas, que se han multiplicado en las últimas semanas, aseguran saber cosas íntimas de la vida privada de sus víctimas

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

La nueva estafa de Instagram ya ha llegado a Asturias. Se trata de las cuentas 'Sé quién eres', que con una serie de condiciones, ofrecen a los usuarios que piquen una serie de detalles íntrimos y datos personales que, supuestamente, conocen: la edad, dónde viven o estudian o incluso cómo se llama alguno de sus profesores. Son muchos los adolescentes que han caído en la trampa por la curiosidad de ver qué pasa o qué les dicen.

Ya hay una cuenta que se encarga de 'captar' la atención de los asturianos, concretamente en La Camocha, en Gijón, tal y como refleja el nombre del perfil (@se.quien.eres.la.camocha). Para la imagen los creadores eligieron la del payaso que durante unos días aterrorizó a la ciudad con sus publicaciones.

El 'modus operandi' de estas cuentas es la siguiente. Proponen hacer su adivinación a todos aquellos que los mencionen en una 'story' de Instagram, den 'me gusta' en su última publicación y escriban un comentario mencionando a algunos amigos. Las cuentas misteriosas publican capturas de supuestas conversaciones con usuarios a los que ya han adivinado su vida. Pero esas conversaciones son completamente falsas.

Después de seguir los pasos propuestos, la cuenta 'Sé quien eres' enviaría a través de mensaje privado por Instagram su supuesta adivinación. En realidad, nunca llega tal cosa, de ahí el engaño.

Poco más se sabe de estos perfiles que se cuentan ya por cientos, aunque Instagram ya se encuentra investigando qué hay detrás y ya ha bloqueado algunas cuentas. No obstante, cada vez que surge una nueva, los jóvenes caen como moscas, sin saber que están siendo víctimas de una estafa.

Todo este fenómeno nació hace tan solo algunas semanas en Argentina. Incluso un 'youtuber' argentino ha explicado en uno de los vídeos de su canal cómo él mismo es el administrador de una de estas cuentas, aunque su intención no es otra que la de generar conciencia acerca de los peligros de publicar información privada en internet.

Lo que se proponen estas cuentas falsas es recabar datos de los jóvenes a través de Instagram para después vendérselos a empresas. El negocio de las bases de datos por internet genera muchas estafas de este tipo cada día. Caer en ellas no es demasiado grave, simplemente deja al descubierto muchos detalles de tu vida que quizás no te gustaría difundir.

Fotos

Vídeos