Ocho edificios asturianos se incorporan al Docomomo Ibérico

REDACCIÓN GIJÓN.

Un total de ocho obras asturianas han entrado a formar parte del registro de la Fundación Docomomo Ibérico tras las propuestas presentadas por el Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias. En concreto, reconoce la Iglesia de San Tirso de Godos, en Trubia, obra de Juan Vallaure, y el grupo escolar del arquitecto Mariano Marín en Aboño, como categoría A, e incluye otras seis obras asturianas en la categoría B, entre las que destaca la cafetería Cuitu Negro, del arquitecto Blanco Bescós, situada en Pajares. A ellas se suman la lonja de Ribadesella, de Manuel García Rodríguez; el mercado de abastos de Ribadesella, también de Manuel García Rodríguez, de 1935; el Grupo de 233 viviendas en la calle Vázquez de Mella, números 3 y 10, en Oviedo, proyectadas por los arquitectos Félix Cienfuegos y Joaquín Cores para la OSHA; las viviendas en la calle Uría de Gijón, de Mariano Marín Rodríguez-Rivas y Mariano Marín de la Viña, proyectado en 1957 y construido en 1962, y las viviendas en la calle Ramón y Cajal de Gijón, de Mariano Marín Rodríguez-Rivas, proyectado en 1957 y construido en 1961.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos