«La oficialidad sería la solución jurídica normal para la llingua»

El salón, abarrotado para el seminario. / FOTOS: MARIO ROJAS
El salón, abarrotado para el seminario. / FOTOS: MARIO ROJAS

José Manuel Pérez, letrado del Constitucional, recuerda que esta vía no impone en ningún caso el deber de uso por parte de los ciudadanos

P. A. MARÍN ESTRADA OVIEDO.

«La solución jurídica normal para el asturiano sería la oficialidad. Es la que prevé la Constitución para garantizar los derechos lingüísticos. Hay otras vías pero suponen un camino difícil y con problemas constantes». Esa es la apreciación que expuso el letrado del Tribunal Constitucional y profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Oviedo, José Manuel Pérez en el 'Seminariu Oficialidá. El camín constitucional pal futuru del asturianu' que ayer se inauguró en el Aula Magna de la Universidad con 190 inscritos.

El jurista cerró la primera jornada con una ponencia en la que repasó el marco legal de las distintas lenguas del estado a la luz de lo dispuesto en la Carta Magna y en la doctrina del Constitucional. «Vías como la Llei d'Usu garantizan derechos, pero limitados y se enfrentan a ser cuestionados por los tribunales», afirmó Pérez. La vía prevista por la Constitución, la oficialidad, «sí garantiza esos derechos» y, a juicio del letrado, no implica obligatoriedad de uso a los ciudadanos. «El tribunal es claro: no se impone un deber individualizado de conocimiento, el deber se aplica a las administraciones, que deben proveer los medios necesarios para la efectividad de tal derecho», explicó. En todo caso, la aplicación de esas posibles normas en el caso del Principado «no significa que toda la administración tenga que tramitarlo todo en asturiano», expuso el profesor, quien recordó que «no existe un modelo único de oficialidad». Su deseo final fue que «seamos capaces de lograr el reconocimiento jurídico que nuestras lenguas merecen, esto es, la declaración de oficialidad», y de «diseñar un modelo que cuente con el apoyo mayoritario de la sociedad».

Aportar propuestas desde distintas ópticas para un posible modelo de oficialidad acorde a los preceptos de la Constitución es el objetivo de este seminario, que el rector Santiago García Granda elogió en sus palabras inaugurales dichas en asturiano. «Falar del esmolecimientu pol nuestru idioma ye tamién espresar l'esmolecimientu pol futuru d'Asturies y la so identidá» y manifestó que «ye'l nuestru deber propiciar alcuentros como esti, inspiraos amás por una necesidá de cambiu tranquilu, sensatu, aglutinador y tamién desmitificador de prexuicios y conciliador de postures. Solo nel respetu de les opiniones y los derechos de toos podemos falar de democracia», aseguró.

El presidente de la Academia de la Llingua, Xosé Antón González Riaño, también invocó el espíritu de la Carta Magna. «Nosotros somos los constitucionalistas, porque queremos que se aplique la Constitución al ámbito lingüístico», declaró. La profesora de Ciencias de la Educación Isabel Hevia señaló que «el aprendizaje de una lengua familiar pone en práctica otras competencias educativas, sociales y cívicas». El seminario, organizado por Iniciativa pol Asturianu, que preside Inaciu Galán, presente ayer, seguirá hoy.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos