Oxfam reconoce la intimidación a un testigo de los abusos sexuales en Haití

El presidente de Oxfam Internacional, tras su detención. /  REUTERS
El presidente de Oxfam Internacional, tras su detención. / REUTERS

El exdirector de la ONG británica en el país caribeño admitió haber contratado prostitutas en los locales de la organización, según un informe de 2011

J. L. ÁLVAREZ

Al escándalo protagonizado por los exresponsables de la ONG británica Oxfam en Haití por haber pagado a prostitutas, algunas menores de edad, en los locales de la propia organización en el país caribeño, ahora se añade la intimidación a los testigos. Según un informe interno de 2011 hecho público ayer por la propia ONG, en cuyas páginas no aparecen los nombres de los protagonistas de los sucesos, el exdirector de Oxfam en Haití, el belga Roland Van Hauwermeiren, reconoció haber pagado a prostitutas en la sede que tenían en el país.

El documento, de once páginas, es el resultado de la investigación abierta por Oxfam cuando conoció lo ocurrido durante las labores de socorro y ayuda humanitaria, tras el terremoto que asoló Haití en 2010 y dejó más de 200.000 muertos. Según el informe, siete empleados de la organización en el país caribeño dejaron la organización tras esa investigación. Algunos de ellos habían sido acusados, además de recurrir a prostitutas, de acosar e intimidar a otros miembros de la misma organización para que guardasen silencio sobre lo ocurrido.

Cuatro de los implicados fueron despedidos por «faltas graves» y otros tres dimitieron en 2011 al ser descubierto el escándalo, entre ellos Roland Van Hauwermeiren, a quien la dirección británica de la ONG le propuso «una salida digna, a condición de que cooperara plenamente con el resto de la investigación», informa AFP.

Además, según sostiene el documento, los responsables de la ONG sospechaban que tres personas «amenazaron físicamente e intimidaron» a una de las cuarenta personas que testificaron en la pesquisa abierta por la dirección. En su informe sobre Haití, Oxfam concluía que había que poner en marcha «mejores mecanismos» para informar a las demás agencias que integran la propia organización del comportamiento problemático del personal.

Oxfam justificó la publicación en este momento del informe realizado en 2011 «para ser lo más transparente posible sobre las decisiones que se tomaron durante la investigación». La ONG anunció que también comunicará el nombre de las personas implicadas a las autoridades de Haití, que están llevando a cabo su propia investigación judicial.

La semana pasada Van Hauwermeiren dijo en una carta enviada a los medios de comunicación belgas que nunca organizó orgías con jóvenes prostitutas, pero reconoció que tuvo relaciones sexuales con «una mujer honorable y madura» a la que no le dio dinero.

Sin embargo, ayer el diario británico 'The Times' recogía el testimonio de la haitiana Mikelange Gabou, en el que explica que mantuvo una relación con Van Hauwermeiren cuando ella tenía 16 años y él 61. Según la mujer, el belga le dio dinero y pañales para su bebé y a veces invitaba a su casa a otras mujeres que buscaban trabajo, a las que daba dinero. «Me ayudaba, pero tenía muchas chicas (...) Siempre eran mujeres de allí, haitianas, las mujeres eran su distracción», asegura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos