El Papa invita a los católicos a custodiar la libertad

El Papa Francisco, durante la primera misa del año. /  AFP
El Papa Francisco, durante la primera misa del año. / AFP

En su primera homilia del año, en consonancia con su línea diplomática de 2018, Francisco también expresó sus deseos de paz para todos los pueblos y naciones

E. C. EL VATICANO.

El Papa Francisco invitó a los católicos a custodiar la libertad y dedicar unos minutos de silencio a Dios cada día frente a «las banalidades corrosivas del consumo» y «las olas impetuosas de las murmuraciones». Lo hizo durante la homilía de la misa que celebró el primer día del año, cuando la Iglesia lleva a cabo la 51 Jornada Mundial de la Paz que abre el 2018 con el lema 'Migrantes y refugiados: hombres y mujeres que buscan la paz'. Se trata de un mensaje en el que el Papa expresó sus deseos de paz para todos los pueblos y para las naciones del mundo y que marcará la línea diplomática de la Santa Sede durante todo 2018, que acaba de comenzar.

En su primera homilía del año, el Pontífice también advirtió sobre la «ruidosa confusión de la publicidad» y «la abundancia de palabras vacías» para «custodiar el alma». También instó a los fieles a mirar en su corazón para comenzar el nuevo año «desde el centro, dejar atrás los fardos del pasado y empezar de nuevo desde lo que importa». En sus deseos para este año, el Papa reivindicó la figura de la Virgen María que recuerda que «Dios se ha hecho cercano con la humanidad como un niño a su madre que lo lleva en el seno».

Durante la misa de la Solemnidad de Santa María Madre de Dios del lunes primero de enero, el Papa Francisco descartó que una de las principales características del relato evangélico de la Navidad sea el silencio. Por ello, destacó que Dios, «ante el cual se guarda silencio, es un niño que no habla». «Su majestad es sin palabras, su misterio de amor se revela en la pequeñez. Esta pequeñez silenciosa es el lenguaje de su realeza. La madre se asocia al hijo y custodia en el silencio», señaló en una misa custodiada por una fuerte presencia policial.

El Pontífice reclamó que se garantice un «futuro de paz» a inmigrantes y refugiados

En su posterior encuentro con los fieles para el rezo del Ángelus, el Papa Francisco reclamó que se garantice «un futuro de paz» a los inmigrantes y refugiados y apeló para ello a las instituciones civiles, educativas, asistenciales y eclesiásticas.

El Papa recordó a los que «están dispuestos a arriesgar la vida en un viaje que en gran parte de los casos es largo y peligroso». «No apaguemos la esperanza en su corazón; no sofoquemos sus esperanzas de paz. Es importante que de parte de todos, instituciones civiles, realidades educativas, asistenciales y eclesiales, haya un esfuerzo por garantizar a los refugiados, a los inmigrantes, a todos, un futuro de paz», dijo el Papa.

Jorge Bergoglio abogó por un «mundo más solidario y acogedor» y dijo que en el día de hoy se quería hacer eco «de nuestros hermanos y hermanas que invocan para su futuro (de los inmigrantes y refugiados) un futuro de paz».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos