Unos policías cocinan para una anciana minusválida cuya cuidadora faltó sin aviso

Unos policías cocinan para una anciana minusválida cuya cuidadora faltó sin aviso

La mujer, que tiene la movilidad muy reducida, llevaba sin comer desde la noche anterior

EL COMERCIOGijón

Hay historias que tocan la fibra sensible y la ocurrida la semana pasada en Vélez-Málaga es una de ellas. Una patrulla de la policía, formada por Carmen Murciano y Antonio Lavado, estaban de servicio el pasado sábado con decenas de avisos de todo tipo.

Sin embargo, lo que en un principio parecía una asistencia rutinaria a una mujer mayor, Blanca, que decía haberse caído en su domicilio, los acabó convirtiendo, por unas horas, en sus 'cuidadores'.

Blanca tiene 90 años y vive sola en Torre del Mar, según informa Diario Sur. Aunque tiene servicio de teleasistencia y ayuda a domicilio, al parecer, el pasado sábado la cuidadora que acude en horario de 10.00 a 15.00 horas, no apareció y tampoco avisó.

La mujer, que tiene la movilidad muy reducida, llevaba sin comer desde la noche anterior, «cuando se había tomado sólo un vaso de leche servido por la otra cuidadora, que pasa las noches con ella», según explicó Murciano. «Cuando llegamos al domicilio comprobamos que no se había caído, estaba sentada en una butaca. Nos miró y nos dijo que había llamado a la teleasistencia diciendo eso porque si no, pensaba que no iría nadie», explicó la agente policial.

«Nos dijo que tenía hambre, pero que ella no puede cocinarse, porque no puede entrar a la cocina por sí sola», continuó Murciano, quien detalló que fue entonces cuando junto a su compañero decidieron prepararle ellos mismos la comida. «Vimos que había bacon, huevos y queso y se lo preparé en una sartén. Mi compañero bajó y le compró algo de pan. Nos quedamos con ella como una hora y media».

Blanca conserva «perfectamente sus facultades mentales, es muy culta y educada», matizó. «Lo que tiene es problemas de movilidad con las piernas, no puede valerse por si misma, tiene un carrito, pero le cuesta mucho moverse por su vivienda».

«Parece ser que tiene un sólo hijo, que vive en Nerja, pero cuando estuvimos llamando al número que nos facilitó no conseguimos contactar con él», apostilló la agente policial. «La mujer decía que posiblemente se habían ido de vacaciones sin avisarla», aseguró con preocupación.

Fotos

Vídeos