Poppy, el bebé que logra sobrevivir tras nacer con un peso de 360 gramos

Poppy, el bebé que logra sobrevivir tras nacer con un peso de 360 gramos

Los médicos no confiaban en que saliese adelante y sus padres ya habían asumido su pérdida

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

La prensa británica ha calificado de «milagro» el hecho ocurrido en la localidad de Bristol donde un bebé que ahora tiene cinco meses ha sobrevivido tras nacer con el tamaño de una pelota de tenis y a pesar de que los médicos no mantenían ningún atisbo de esperanza.

Su nombre es Poppy y vino al mundo de manera prematura con sólo 360 gramos de peso y tan pequeña y poco desarrollada que su cuerpo encogido cabía en la palma de la mano de sus médicos.

Poppy nació con 18 semanas de gestación y sus padres, una joven pareja británica de 31 años, se preparaban para un triste final después de que los especialistas les comunicasen que la niña no tenía casi ninguna posibilidad de salir adelante.

La niña, nacida el 9 de marzo, justo una semana después del límite del aborto, llegó incluso a recibir un conejo de peluche de regalo por parte de sus padres, Hannah y Steve McSween, para que Poppy no estuviese sola en su ataúd.

Pero, de manera sorprendente e inesperada, todo dio un giro de 360 grados y los médicos informaron a los padres de que había una posibilidad de que su hija sobreviviera. Toda una sorpresa que les cayó como caída del cielo. «Poppy es de alguna manera nuestro bebé milagroso. Luchó y luchó contra todas las probabilidades, hasta que al final lo consiguió. Nunca hemos renunciado a la esperanza, pero siempre nos preparamos para lo peor: que nuestro bebé no sobreviviría», aseguró su madre a 'The Sun', sobre la restricción del crecimiento fetal que padecía su hija. Una enfermedad que consiste en que la sangre no le llega a los vasos.

A día de hoy, Poppy, este 'bebé milagro' pesa 1,95 kg y sigue adelante.

Temas

Bristol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos