El juez que condenó al acosador de Patricia Ramírez dice que es fácil manipular las pulseras antimaltrato

Patricia Ramírez, madre de Gabriel Cruz. /Efe
Patricia Ramírez, madre de Gabriel Cruz. / Efe

Así lo afirma en una sentencia el juez que condenó a la madre de Gabriel Cruz

EFEAlmería

El titular del Juzgado de lo Penal 1 de Almería, Luis Miguel Columna Herrera, que condenó al acosador de Patricia Ramírez, madre del niño Gabriel Cruz, por quebrantar la orden de alejamiento, afirma que «casi nadie tiene problemas para manipular» las pulseras antimaltrato. Así consta en una sentencia dictada hace unos días, a la que ha tenido acceso Efe, en la que impone una multa de seis meses a razón de tres euros al día a A.G.R., que manipuló uno de esos dispositivos durante días e ignoró las llamadas que se le hacían al entrar en la zona de exclusión.

Tal y como adelanta el Diario de Almería, el caso que ha originado este nuevo fallo tiene su origen el 17 de enero de 2018, cuando el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Almería impuso a A.G.R. una orden de alejamiento de 500 metros respecto de su compañera sentimental, vigente entre el 23 de enero y el 16 de febrero de este año. Sin embargo, «con intención de alterar y prescindir de las medidas técnicas de control de dicha medida», ha dejado en varias ocasiones sin cargar el dispositivo electrónico y no ha respondido a las llamadas recibidas cuando entraba en la llamada zona de exclusión y se desprendió de la pulsera los días 31 de enero, 14, 15 y 18 de febrero, dice el juez.

En los fundamentos del fallo, Columna indica que a pesar de que A.G.R. alegó durante la vista oral que todas estas incidencias se ocasionaron de «forma casual y sin intención alguna por su parte», esto no puede ser admitido pues «en todo caso podíamos hablar que ello ocurrió accidentalmente en una ocasión, pero no en todas». Precisa que el acusado había recibido las explicaciones necesarias sobre como debía utilizar el dispositivo y las obligaciones a las que se comprometía. «La experiencia nos dice que siendo desgraciadamente habituales la adopción de estas medidas de control, nadie o casi nadie tiene problemas con su manipulación», apunta Columna en la sentencia.,

Este juez fue quien el pasado mes de febrero dictó la última sentencia condenatoria contra D.M.F.A., el vecino de Antas (Almería) que acosaba a Patricia Ramírez, por incumplir una orden de alejamiento de 200 metros que le había sido impuesta el 7 de noviembre de 2016 por el Juzgado de Instrucción número 6 de Almería. D.M.F.A. fue detenido precisamente el miércoles 28 de febrero por manipular la pulsera antimaltrato en las horas en las que se produjo la desaparición de Gabriel Cruz, si bien finalmente se descartó cualquier implicación en el caso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos