Rocío Cortés murió en en el ascensor «consciente pero sedada»: 'No sufrió'

Rocío Cortés murió en en el ascensor «consciente pero sedada»: 'No sufrió'

A la recién nacida le ha sido diagnosticada una cardiopatía congénita y necesitará una intervención quirúrgica

ROCÍO MONTERO

Rocío Cortes falleció en el acto a causa de «un golpe severo en la cabeza y por aplastamiento», según informó el médico forense a la familia tras la autopsia practicada ayer por la mañana al cadáver de la joven. «Estaba consciente, aún sedada tras salir de la sala de despertar después de dar a luz a su niña, pero Rocío no sufrió», aseveró ayer a este periódico su cuñado David Gaspar.

La familia de la joven de 25 años fallecida en Instituto de Medina Legal un ascensor del Hospital de Valme mientras era trasladada de la segunda a la tercera planta de Maternidad se personará en las diligencias incoadas por el Juzgado de Instrucción número uno de Sevilla. La instancia judicial está a la espera de recibir el atestado policial sobre los hechos y los resultados provisionales de la autopsia realizada en el, situado en el barrio sevillano de San Jerónimo.

Fernando, uno de los hermanos de las víctima, aseguró ayer en el tanatorio de Dos Hermanas, donde fue trasladada por la tarde la víctima para ser enterrada, que sus padres y su marido, José, están «destrozados», al igual que el resto de familiares y amigos. «Esto es un trauma para siempre. No tiene lógica lo que pasó. Denunciaremos a todos los responsables de la muerte de mi hermana, caiga quien caiga y llegaremos hasta el final», enfatizó.

El padre de Rocío, Juan Manuel Cortés, precisó que la denuncia se dirigirá, sobre todo, contra el hospital y contra la empresa responsable del mantenimiento del ascensor. «Es algo muy fuerte. Me han quitado a mi hija con 25 años», clamó.

Después de dar a luz a su tercera hija mediante una cesárea en el citado hospital sevillano, Rocío Cortés estaba siendo conducida al área de planta, para lo cual un celador introdujo la camilla en uno de los ascensores del hospital. No obstante, el ascensor habría comenzado a subir sin que el extremo de la camilla donde reposaba la cabeza de la joven estuviese dentro del elevador, lo que provocó que su cabeza quedase atrapada contra las estructuras superiores, al elevarse el ascensor.

Rocío será enterrada a las once de la mañana de hoy en el cementerio de Dos Hermanas, de donde era natural. El Ayuntamiento nazareno ha decretado este martes un día de luto oficial y las banderas ondearán a media asta. La delegación municipal de Bienestar Social ha puesto sus servicios sociales a disposición de la familia.

    El bebé tiene una cardiopatía congénita

    La bebé de la fallecida, de nombre Triana, se encuentra estable e ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos de neonatos del Hospital Virgen del Rocío debido a una cardiopatía congénita, por lo que requerirá en unas semanas de una intervención quirúrgica.

    El celador que trasladaba a Rocío en el centro hospitalario se encuentra «muy afectado» y de baja laboral en su domicilio tras recibir tratamiento psiquiátrico tras el suceso.

    Investigación en marcha

    El Juzgado de Instrucción número uno de Sevilla investiga ya las circunstancias del accidente merced a la comunicación del mismo por parte del hospital Virgen de Valme, estando a la espera de recibir un atestado por parte del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional y el resultado provisional de las pruebas autopsia practicadas al cadáver de la joven.

    La Junta de Andalucía, de su lado, ha abierto una investigación interna en torno a las circunstancias del accidente, según la consejera de Salud, Marina Álvarez, quien este pasado domingo protagonizaba ya una comparecencia pública a cuenta del asunto.

    El ascensor donde murió la joven, según la consejera, «había pasado todos los controles y cumplía con la reglamentación». Más en concreto, según Marina Álvarez, la máquina había pasado la última revisión técnica por parte de la empresa encargada de su mantenimiento, Orona, el pasado 12 de agosto, así como la inspección reglamentaria del Organismo de Control Acreditado (OCA) el pasado mes de mayo. No obstante, la Administración sanitaria ha encargado un informe a la empresa responsable de su mantenimiento, Orona.

    Fotos

    Vídeos