FACEBOOK | El consejo de una joven antes de morir: «No sabes cuánto tiempo te queda, no lo desperdicies siendo infeliz»

Holly Butcher, en una imagen publicada en Facebook. /
Holly Butcher, en una imagen publicada en Facebook.

Holly Butcher, de 27 años, falleció el pasado jueves víctima de un cáncer. Consciente de que su final estaba cerca, esta joven dejó escritos unos consejos de vida el mundo debería seguir para ser feliz

E. C.

Quizá hayas hablado alguna vez con tus amigos o familiares sobre aquello que harías si supieses que vas a morir, que tu tiempo se agota. La realidad, por supuesto, es muy distinta. Nadie puede ponerse en la piel de alguien que recibe esta noticia. Nadie puede saber cómo reaccionaría si un médico le confirmase que el final está cerca. Holly Butcher murió el pasado jueves, víctima del sarcoma de Ewing, un cáncer de huesos poco común. Tenía apenas 27 años. Horas antes de morir quiso dejar un mensaje al mundo a través de su cuenta de Facebook, unas palabras desgarradoras que se han hecho virales.

«Un pequeño consejo de vida». Ese es el título que la joven escogió para su última carta, que ya ha sido compartida por más de 64.000 personas y ha recibido más de 85.000 me gusta. «Es extraño aceptar que mueres a los 26 años», comienza Holly, «siempre me imaginé envejeciendo, arrugada y gris, probablemente por la hermosa familia (con muchos niños) que planeé construir con el amor de mi vida. Lo deseo tanto que me duele. Ahora tengo 27. No quiero irme. Amo mi vida. Estoy feliz gracias a mis seres queridos. Pero está fuera de mi control».

«Es posible que hoy te hayas quedado atrapado en un atasco, que hayas dormido mal porque tus hermosos bebés te mantuvieron despierto, que tu peluquero te haya cortado el cabello demasiado corto. Tus uñas nuevas pueden tener astillas, tus tetas son demasiado pequeñas o quizá tienes celulitis en el culo y tu barriga se tambalea», advierte la joven en uno de los pasajes del texto, «deja ir toda esa mierda. Te juro que no pensarás en esas cosas cuando llegue tu hora... todo es tan insignificante cuando miras tu vida como un todo».

«Trabaja duro para encontrar tu felicidad mental, emocional y espiritual. De esta forma es posible que te des cuenta de lo insignificante e irrelevante que es tener ese estúpido y perfecto cuerpo para las redes sociales. Elimina a aquellos que aparezcan en tu muro y te hagan sentir mal, sé despiadado por tu propio bienestar», subraya Holly, «ganas más felicidad haciendo cosas por otros que haciéndolas para ti mismo». La australiana propone un montón de ideas sobre lo que cualquiera puede hacer por aquellos que tiene cerca.

«Valora el tiempo de otras personas, no los tengas esperando porque eres horrible con la puntualidad», apunta Holly, «usa tu dinero en experiencias, o al menos no te las pierdas porque lo gastas en basura material. Intenta simplemente disfrutar, vivir los momentos en lugar de capturarlos con tu móvil. Escucha música. Abraza a tu perro... cuánto voy a extrañar eso. No te sientas presionado a hacer lo que otras personas podrían creer que es una vida satisfactoria... quizá deseas una vida mediocre y eso está genial. Di a tus seres queridos que los amas cada vez que puedas y ámalos con todo lo que tienes».

«Recuerda que si algo te hace sentir mal, tienes el poder de cambiarlo: en el trabajo, en el amor o donde sea. Ten agallas para cambiar. No sabes cuánto tiempo te queda, no lo desperdicies siendo infeliz», explica la chica, «y una última cosa: si puedes, comienza a donar sangre regularmente. La donación de sangre me ayudó a mantenerme con vida un año más; un año que estaré eternamente agradecida de haber pasado con mi familia, mis amigos y mi perro. Un año en el que viví alguno de los momentos más felices de mi vida».

«Hasta que nos encontremos de nuevo, Holly», concluye el texto, que puede leerse al completo en Facebook.

Más información en ABC.es

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos