El Comercio

Éstas son las 10 enfermedades más raras del mundo

Hombre afectado de argiria
Hombre afectado de argiria / E.C.
  • La mayoría de estas enfermedades raras son bastante desconocidas para el público en general aunque haya gente que las padece

Lejos de tratarse de un simple catarro o un virus estomacal, estas dolencias no son nada típicas y, aunque no estemos acostumbrados a convivir con ellas, cuentan con pacientes que las sufren.

El síndrome de la mano loca

El síndrome de la mano extraña, también conocido como síndrome de la mano ajena (SMA), síndrome de la mano alienígena o síndrome del Dr. Strangelove, es un trastorno neurológico poco frecuente que se caracteriza por la presencia de movimientos involuntarios e incontrolables en uno de los miembros superiores. Además, a esto se une una sensación de «personificación» o al menos de extrañeza con relación al mismo miembro. El paciente no es capaz de controlarla, y en casos extremos los que sufren esta enfermedad pueden llegar a cortarse la mano.

Argiria

La argiria o síndrome de argiria es una enfermedad producida por la exposición prolongada de plata en forma de sales o de metal. Está caracterizada por la coloración de la piel y algunos órganos del paciente en tonos grises o azulados -a veces una mezcla de ambos que resulta gris-azulado-, sobre todo en las zonas expuestas al sol. Esta enfermedad puede cambiar por completo el color de una persona. Stan Jones protagonizó el caso más mediático de argiria.

Micropsia

La micropsia o "síndrome de Alicia en el país de las maravillas" (AIWS, iniciales en inglés), es un trastorno neurológico que afecta la percepción visual. Este trastorno ha recibido este nombre debido a que se cree que Lewis Carroll padecía esta enfermedad, obteniendo así la inspiración para su popular obra. Quienes padecen esta enfermedad perciben los objetos mucho más pequeños de lo que son en realidad, que al mismo tiempo aparecen lejanos. Por ejemplo, un animal doméstico, como un perro, puede parecer del tamaño de un ratón, o un coche como un coche de juguete. La enfermedad es una alteración de la percepción; no afecta a la visión, sino a la interpretación cerebral de lo visto.

Tricofagia y Síndrome de Rapunzel

La tricofagia hace referencia a la ingesta compulsiva del cabello, lo que deriva en el síndrome de Rapunzel, una condición intestinal extremadamente rara que resulta de la ingestión del propio cabello. El síndrome recibe su nombre del personaje de los cuentos de los Hermanos Grimm que tenía una melena infinita. En algunas ocasiones, la tricofagia está asociada con la tricotilomanía (el hábito recurrente e irresistible dirigido a arrancarse el propio cabello o los vellos de distintas zonas del cuerpo).

Trimetilaminuria o Síndrome olor a pescado

La trimetilaminuria (TMAU), también conocida como síndrome de olor a pescado o síndrome de mal olor a pescado, es un raro desorden metabólico con un patrón de herencia autosómico recesivo que causa un defecto en la normal producción de la enzima flavinmonooxigenasa 3 (FMO3). Cuando la FMO3 no funciona de manera correcta o simplemente la enzima no se produce, el organismo pierde la capacidad de degradar la trimetilamina (TMA), y ésta se acumula en el organismo. Es liberada a través de la transpiración, orina y aliento otorgando a estas personas un fuerte olor a pescado.

Delirio del Show de Truman

El delirio de El show de Truman, conocido también como síndrome de Truman, es un tipo de delirio persecutorio o de grandiosidad en el que el paciente cree que su vida es parte de una escena teatral o de un reality show. Este término fue acuñado en 2008 por los hermanos Joel e Ian Gold, un psiquiatra y un neurofilósofo, respectivamente, tras la película de 1998 El show de Truman. No está reconocida oficialmente y no se encuentra registrada como tal en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, pero podría clasificarse como un «trastorno delirante de tipo persecutorio».

Síndrome de Frégoli

El síndrome de Frégoli es un extraño desorden neurosiquiátrico en que el paciente insiste que conoce a una persona que realmente no conoce, o cree que todas las personas son en realidad una misma persona. Puede estar relacionado con una lesión cerebral y es a menudo de naturaleza paranoica. Está muy relacionado con el síndrome de Capgras, también llamado "ilusión de Sosias", un trastorno que afecta a la capacidad de identificación del paciente. Este cree que una persona, generalmente un familiar, es reemplazado por un impostor idéntico a esa persona.

Desorden de identidad de la integridad corporal

El trastorno de identidad de la integridad corporal o BIID (sigla de Body Integrity Identity Disorder) es una rara enfermedad psiquiátrica que provoca en el individuo afectado un irresistible deseo por amputarse una o más extremidades sanas del cuerpo. Estas personas sienten que esta parte de su cuerpo les sobra, y quieren eliminarla. Para conseguirlo son capaces de hacerse daño a ellos mismos, golpeándose o congelando esa zona para provocar así la necesidad de amputarla.

Enfermedad de Morgellons

Se trata de una condición en la que la persona que lo sufre tiene el delirio de que está infectado por agentes enfermizos, tales como insectos, parásitos, pelos y fibras, pero en realidad ninguna de estas cosas están presentes. Las personas con este trastorno suelen presentar un amplio rango de lesiones cutáneas, provocadas por ellos mismos debido a la insistencia en rascarse, morderse o cortarse para buscar y eliminar esos supuestos parásitos.

Síndrome de Cotard

El síndrome de Cotard, también llamado delirio de negación o delirio nihilista, es una enfermedad mental relacionada con la hipocondría. El afectado por el síndrome de Cotard cree estar muerto (tanto figurada como literalmente), estar sufriendo la putrefacción de los órganos o simplemente no existir. Un día se despiertan y piensan que están muertos. Un fallo en la región cerebral desconecta las emociones y los sentidos, provocando que el paciente piense que está muerto.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate