La dieta sana, la más gaseosa

La dieta sana, la más gaseosa

El consumo de frutas, verduras y legumbres es lo mejor para la salud, pero también lo que más flatulencias provoca

FERMÍN APEZTEGUIA

Ha leído bien; este artículo va de pedos. Aunque se lo tome a chiste, hay muchísima gente que se arma de valor y acude al médico para que le ayude a controlar sus incontrolables cuescos. No es una broma, no se ría, que lo pasan fatal. Son pocos los que acaban yendo a la consulta del especialista, porque aunque haga mucha gracia, lo de reconocer que los gases le matan a uno mismo, lógicamente cuesta y abochorna. Posiblemente sea la única ocasión en que a uno no le ve la broma a sus propias bufas. Pero piense que quien decide ir al médico, y esto es lo serio, es porque realmente lo pasa fatal. «He conocido algún paciente que ha tenido que pedir la baja y dejar de trabajar, porque la tensión abdominal que padecía era brutal. Sufren auténtico dolor, como si tuvieran un cólico», explica la endrocrinóloga del hospital IMQ Zorrozaurre Aida Cadenas. Según publica 'El Correo', aunque no lo crea, éste es un asunto relacionado con el tipo de alimentación que se lleva y, aunque no guste leerlo, la dieta sana, la que nos protege frente a todo mal, es precisamente la más generadora de flatulencias. Aunque los médicos no las llaman así. Su nombre técnico es meteorismos.

«En medicina, toda terapia se mide por el riesgo que se asume y el beneficio que proporciona. Con esto ocurre lo mismo. Hay que decidirse: riesgo y beneficio», advierte la especialista. Tome nota: frutas, cereales, verduras -especialmente las crudas (sí, sí, la ensaladita)- y las legumbres (sobre todo enteras) son los productos que más pedorro le vuelven a uno (o meteórico, como se prefiera). Ya sabe: alubias, lentejas, garbanzos, berza, repollo, coliflor, coles de Bruselas... Si su dieta se conforma a base de este tipo de productos, es decir todo lo que contenga fibra, no le extrañe que deba pasarse el día apretando las nalgas. En cambio, la carne, el pescado y los huevos «no dan ninguna guerra».

Ni chicles, ni edulcorantes

¿Por qué ocurre así? Por el proceso de fermentación de los alimentos. La mayoría de los gases se producen por dos o tres causas. A menudo, se desencadenan por el aire que tragamos al beber y al comer, especialmente cuando se tiene la mala costumbre de hablar con la boca llena. Ocurre lo mismo cuando se come rápido, se bebe de un botijo o al aire. Este tipo de gases, según explica la endocrinóloga bilbaína, no suelen ir más allá del estómago, donde existen una serie de válvulas que los procesan y los eliminan de nuevo por la boca en forma de eructos.

Los mayores problemas se producen con los otros gases, los que llegan hasta los intestinos, bien el delgado o, los peores, el grueso, que es donde se produce la fermentación de los alimentos. De esa tarea se ocupa la flora bacteriana, que es como se denomina al conjunto de microbacterias que pueblan nuestras tripas y se ocupan, entre otras tareas, de absorber los nutrientes, sintetizar determinados compuestos e incluso protegernos de enfermedades. En función de los bichillos que cada uno tenga en sus intestinos, que depende fundamentalmente de la alimentación, se generarán más o menos meteorismos.

No se conforme con lo leído, que aún hay alguna causa más. Mascar chicle, comer caramelos y consumir edulcorantes artificiales, como xilitol y sorbitol, le permitirá reducir la carga de azúcar, pero -no lo dude- mejorará su producción de metano. El estrés también es una causa de ‘pedorrismo’, porque favorece los cambios en la flora intestinal; y lo mismo pasa con el uso de antiobióticos, que la barren, con lo que luego se corre el riesgo de que los nuevos ‘animalillos’ sean de los que contaminan el medio ambiente.

¿Soluciones? Hay tratamientos, sin evidencia científica, que aceleran el paso del bolo alimenticio por el intestino y, en teoría, evitan los gases. En la práctica producen diarrea y no valen para nada. Sólo un cambio de dieta con menos fibra aliviará la situación. Puede intentarlo uno mismo o acudir al especialista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos