La menopausia reduce el riesgo de recaída en un tipo de cáncer de mama temprano

Prueba radiológica de pecho./Chema Moya (Efe)
Prueba radiológica de pecho. / Chema Moya (Efe)

Se trata del carcinoma ductal in situ -CDIS-, una forma no invasiva que puede derivar en un tumor que sí sea invasivo

EUROPA PRESSBarcelona

Las pacientes con un tipo de cáncer de mama en estadio temprano, que representa uno de cada cinco tumores de mama, tienen menos riesgo de recaída si se les diagnostica cuando han pasado la menopausia o si su tumor presenta receptores positivos a los estrógenos, bajando al 50% al combinar ambos factores, según un estudio presentado este miércoles en el XI Congreso Europeo de Cáncer de Mama (EBCC 11), en Barcelona.

Se trata del carcinoma ductal in situ (CDIS), una forma no invasiva de este cáncer que puede derivar en un tumor que sí sea invasivo, y como se tiene poco conocimiento sobre qué casos evolucionarían de esta forma, se tratan por norma general del mismo modo que las otras formas de cáncer de mama, a pesar de no ser invasivos.

El estudio, realizado en el Hospital de Florencia (Italia), demuestra que los tratamientos que incluyen la extirpación del tumor seguida de radioterapia tienen tasas muy bajas de recaída, además de ofrecer pistas sobre qué pacientes necesitarían tratamientos más agresivos y cuáles, por el contrario, podrían recibir de forma segura procedimientos más livianos.

El director de la investigación, el oncólogo clínico Icro Meattini, ha explicado que «un diagnóstico de CDIS puede resultar amenazador y confuso», y suele ofrecerse cirugía, radioterapia y, a veces, también terapia hormonal, por lo que se plantearon encontrar pistas sobre el riesgo de recurrencia y los beneficios de cada tratamiento.

Analizaron 1.072 pacientes con este carcinoma a las que se trató con cirugía conservadora y radioterapia en hospitales italianos entre 1997 y 2012, y hallaron que presentaban un riesgo de recurrencia del 3,4% pasados cinco años, y del 7,6% pasados diez, así como que las probabilidades de morir eran del 0,7% y del 0,9 a los cinco y diez años, respectivamente.

Comprobaron que las pacientes postmenopáusicas en el momento del diagnóstico eran menos proclives a sufrir recaídas en comparación con las que no habían llegado a esta etapa, y los mismo ocurrió con las que tenían receptores positivos a los estrógenos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos