La sidra casera, de moda en Infiesto

Tras la charla, los asistentes atendieron a una muestra de sidras de diferentes variedades. /  JUAN LLACA
Tras la charla, los asistentes atendieron a una muestra de sidras de diferentes variedades. / JUAN LLACA

Los numerosos asistentes aprendieron trucos no solo para el caldo normal, sino para preparar diferentes derivados La Casa de Cultura acogió un taller para elaborar esta tradicional bebida asturiana

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

La pasión por la sidra sigue creciendo en Piloña y las diferentes actividades organizadas por la Asociación de Sidra Casera del concejo reciben un apoyo popular masivo. Así se puso de manifiesto ayer en la cita organizada por el colectivo en la Casa de Cultura de Infiesto. Se trataba de un taller en torno a la elaboración de esta típica bebida, pero también de sus derivados. Productos como la sidra de hielo, el aguardiente de sidra y la espumosa estuvieron sobre la mesa. Asuntos más técnicos, relacionados con la climatización, también centraron el interés de los presentes, principalmente elaboradores que están apostando por la preparación de esta bebida en sus modestas instalaciones caseras.

En la presentación del taller intervino el alcalde de Piloña, Iván Allende, quien reconoció la importancia del nuevo colectivo que agrupa a los productores de sidra casera «porque antes no éramos conscientes del gran número de vecinos que elaboran sidra en el concejo». Destacó igualmente la labor del colectivo a la hora de realizar un trabajo conjunto, «convirtiéndose en vía de comunicación y contacto entre todos».

Avelino Fuentes, uno de los impulsores del colectivo, fue el encargado de introducir el tema de la climatización en los llagares. Se trata de un asunto fundamental si nos atenemos a las especiales características climáticas que se observan en Asturias en los últimos años. «La temperatura es uno de los aspectos fundamentales que interviene en la fermentación de la sidra y a consecuencia del cambio climático vemos variaciones importantes. Pasamos de momentos de calor a temporadas de frío que a lo mejor nos cogen en plena fermentación», explicó Fuentes.

Desde la Asociación de Sidra Casera recalcaron la importancia de controlar la temperatura

Esta situación, agregó, provoca problemas en la sidra, «que observamos mucho en los concursos», originando bebidas muy dulces que no han acabado de fermentar correctamente. Por esta razón, es muy importante evitar estas situaciones y poder contar con una temperatura constante en el llagar. «En realidad no es complicado, resulta sencillo», añadió Avelino. «Lo que pretendemos explicar a los elaboradores es que se pueden utilizar las tecnologías del mundo de la climatización adecuándolas a un llagar casero». Se trata de intervenciones «muy artesanales y con bajo coste».

Desde su creación, la nueva asociación del concejo ha recibido una gran acogida, «y percibimos constantemente ese interés creciente por la sidra casera y nos están apoyando desde muchos sectores, muchos colectivos», indicaron los promotores.

Baño maría

Los derivados de la sidra también representan soluciones innovadoras que pueden animar a muchos elaboradores. Éste fue otro de los aspectos que ayer centró el taller organizado en Infiesto. «Una vez elaborado el mosto de la sidra se pueden hacer muchas más cosas, y por eso quisimos potenciar estos derivados, dándolos a conocer a través de talleres que muestren a los elaboradores cómo preparar la sidra de hielo, espumosa o el aguardiente», comentó Fuentes.

Se trata de técnicas «realmente muy sencillas y nada costosas, pero claro, hay que conocerlas», agregó. Para explicar estas técnicas, desde la asociación piloñesa se solicitó la colaboración del Club Sierense de Amigos de la Manzana. Uno de sus miembros, Casimiro Fernández, destacaba la importancia de experimentar «sin miedo», puesto que la bebida ofrece muchas posibilidades. Las técnicas no precisan de grandes despliegues tecnológicos, simplemente deben ser conocidas, aseveró. Algo tan simple como un baño maría puede convertirse en un conservante perfecto para la sidra a lo largo de todo un año. Otras técnicas también permiten destilar aguardiente e, incluso, darle una graduación alcohólica perfecta para su degustación.

La cita constituyó todo un éxito. Desde el colectivo piloñés mostraban su satisfacción por la gran demanda de información e interés que los elaboradores habían mostrado en los día previos. Ayer ese interés se tradujo en una Casa de Cultura que llenó su aforo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos