Sorprenden trabajando a un funcionario que está baja y lo sancionan con tres años sin sueldo

Centor de la localidad de Villalonga. /
Centor de la localidad de Villalonga.

El alcalde ordenó la contratación de un detective para confirmar las actividades del empleado municipal

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Tres años suspendido de empleo y sueldo por trabajar estando de baja. Es la sanción que se ha impuesto a un funcionario del municipio valenciano de Villalonga que estaba de baja por ansiedad y depresión cuando varios vecinos advirtieron al alcalde sobre las actividades del empleado público.

Para comprobar las acusaciones, según recoge el diario Las Provincias, el regidor decidió contratar a un detective que confirmó que realizaba trabajos de albañilería. Y no solo eso: utilizaba material del ayuntamiento. Por esto, se le abrió un expediente que se ha resuelto con tres años de suspensión.

El funcionario ha alegado que se trataba de trabajos en casa de un familiar y que su realización era una de las recomendaciones de su psicóloga.

La oposición ha protestado contra los métodos del alcalde, al que acusan de llevar a cabo una "persecución personal" por desavenencias que se remontan varios años atrás.

Fotos

Vídeos