El Comercio

El espeleólogo que sobrevivió al accidente en Marruecos ya está en España

vídeo

Juan Bolívar, recibido por el ministro del Interio a su llegada a Madrid. / Ministerio del Interior

  • El avión en el que ha regresado no ha trasladado los cadáveres de Gustavo Virués y José Antonio Martínez, que irán en un vuelo posterior después de que se les practique la autopsia en Marraquech

  • El ministro del Interior, y los directores generales de la Policía, han recibido en Madrid a Juan Bolívar Bueno

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y los directores generales de la Policía, Ignacio Cosidó, y la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, han recibido en el aeródromo de Cuatro Vientos (Madrid) al único superviviente del accidente ocurrido en Marruecos, Juan Bolívar Bueno.

El policía nacional y espeleólogo ha llegado a España sobre las seis de la tarde procedente de Uarzazate (Marruecos) en el avión fletado por la Policía tras el accidente en el que fallecieron otro agente y un abogado españoles.

Según han informado fuentes del Ministerio del Interior, el avión ha aterrizado en el aeródromo de Cuatro Vientos de Madrid, tras haber despegado de Uarzazate a las 13:00 horas GMT (las 14:00 hora local de Marruecos).

En la aeronave han viajado Juan Bolívar y el equipo de siete expertos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil que el Gobierno español envió el pasado día 5 a Marruecos para ayudar en las labores de rescate de los tres accidentados, dos de los cuales fallecieron. Este equipo está integrado por cuatro guardias civiles expertos en montaña y tres agentes del GEO de la Policía Nacional.

Los familiares del policía que se desplazaron a Uarzazate para acompañarle durante su ingreso en una clínica no han podido viajar en el avión de la Policía por falta de espacio, según han informado fuentes oficiales marroquíes.

El avión que ha aterrizado en Cuatro Vientos tampoco ha transportado los cuerpos de los dos compañeros de Bolívar que murieron en el accidente ocurrido en el cañón de Wandrass -el agente José Antonio Martínez y el abogado Gustavo Virués-, ya que sus restos han sido trasladados a Marraquech para practicarles la autopsia.

El único superviviente es agente de la escala básica de la Policía, tiene 27 años y es originario de Granada, aunque llevaba unos tres años destinado en Madrid, según han relatado allegados suyos. Tras el accidente permaneció varios días en el cañón, en el que primero falleció Virués y luego Martínez, hasta que fue rescatado el pasado domingo, en buen estado físico pero con hipotermia y estrés postraumático. Ingresó en la Clínica Chifa de Uarzazate, donde ha recibido la visita de autoridades españolas y marroquíes y de la que hoy ha salido por su propio pie.

Quejas sobre el rescate

El padre de Bolívar ha dicho hoy que cree que es "más culpable el Gobierno español que el marroquí, porque el marroquí tiene los medios que tiene". "No hubo medios, ni nos dieron los medios, nada de nada", ha asegurado, remarcando que su hijo pasó siete días, sin cobertura, "en una piedra con el cadáver de un amigo" y cuidando de su compañero herido "para que luego se produjese ese desenlace".

En una entrevista en Antena 3, ha señalado que ha sido una experiencia de "total impotencia" y "traumática". Por su parte, la madre de Juan Bolívar, Encarnación, ha subrayado que su hijo está bien, no tiene ninguna contusión y solo sufre una pequeña hipotermia.

Además, ha resaltado lo "tremendos" que han sido estos días para su marido, su hijo y los compañeros que estaban en Marruecos. Preguntada si tiene quejas sobre el rescate, ha contestado que quiere agradecer el esfuerzo a las personas que han ido allí, pero que no entiende el "politiqueo". En su opinión, si los equipos de rescate hubieran llegado antes, el destino de los espeleólogos habría sido diferente. "Soy incapaz de hablar con las demás familias porque dentro de mi alegría pienso cómo tienen que estar ellos con su pena", ha añadido emocionada.